COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pulseras, carpintería, ropa hecha a mano, juguetes caseros, pastelería… Muchos de nosotros tenemos pasatiempos que, además de disfrutar hacerlos, nos ayudan a tener un ingreso extra. Otros tantos, a su vez, nos hemos tomado el tiempo para pensar cómo lograr que estos pasatiempos se conviertan en nuestro trabajo ideal.

Donweb se suma a la lucha contra el Covid-19 y busca voluntarios

Hoy, gracias a la infinidad de herramientas digitales, las posibilidades para trabajar de lo que nos gusta son altísimas. Solo hay que conocerlas y saber cómo usarlas. A continuación, te contamos 5 pasos para transformar tu hobby en tu negocio online:

  1. Primero, el cliente  

El primer paso es ponernos a pensar cuáles son las necesidades de la gente en la actualidad. La crisis del coronavirus cambió muchas dinámicas sociales, desde cómo nos capacitamos hasta cómo compramos y qué compramos. Darnos un tiempo para reflexionar sobre este punto es importante para lanzar nuestro negocio online en base a lo que hoy requieren nuestros clientes.

En estos tiempos, la mayoría gasta sólo para satisfacer sus necesidades básicas, y el dinero sobrante lo ahorra. Los gustos quedaron en último plano. No obstante, hay rubros curiosos e interesantes para analizar. Según un estudio de Monitor Deloitte, las compras de indumentaria bajaron en un 85%, pero subieron las ventas de ropa interior y deportiva. En cuanto a los alimentos, bajaron los procesados y subieron notoriamente las compras de ingredientes para cocinar. Además, aumentó exponencialmente el uso de los medios de pago virtuales.

Conocer este panorama e invertir las energías en una tarea que nos guste y ayude a los demás, nos dará grandes chances de concretar con éxito nuestro negocio online.

  1. Elige un nombre 

Antes de lanzarnos a lo digital, debemos pensar bien el nombre de nuestro negocio ya que será lo que nos identifique y lo que nos distinga entre la competencia. Es aconsejable que el nombre sea breve y fácil de recordar.

En el plano virtual, ese nombre se convertirá en la URL de nuestra página web. La URL debe terminar con el dominio que mejor refiera a nuestro negocio. Los dominios no son costosos y en empresas de hosting, como Donweb, se pueden encontrar una gran variedad. El más popular es el .com, pero existen otras alternativas ideales para cada rubro de mercado, como el .casa para inmobiliarias o casas de decoración, el .beer para cervecerías o bares, y el .fun para la industria del entretenimiento.

  1. Elige un alojamiento web para montar tu sitio  

Al igual que una casa, que necesita un terreno para edificarse, toda página web necesita un servidor para alojarse. Una empresa de hosting te proporciona ese alojamiento para que tu página y tu información estén almacenados, protegidos y siempre visibles en internet.

Para elegir un host ideal, hay que tener en cuenta la velocidad que necesitamos en nuestra web. La opción más accesible es el servidor compartido, es decir, aquel que aloja tanto tu página web como la de muchos otros usuarios. Si tu página crece, tendrás que pensar en un servidor dedicado que te brindará mayor espacio, mayores recursos y mayor velocidad.

La seguridad es otro punto a analizar. Para proteger a tus clientes y la información alojada en tu sitio, hay que elegir un host que ofrezca copias de seguridad automáticas y prevención ante cualquier ataque de hackers. Es muy valioso pensar en un certificado SSL, ya que al contar con él automáticamente Google Chrome mostrará que tu sitio es seguro.

  1. Es momento de crear tu página web

La página web debe ser atractiva e invitar a los clientes a que se queden en ella y recorrerla. Es nuestra vidriera virtual. Hay empresas que ofrecen las alternativas de crearla uno mismo o que la diseñen expertos en muy pocos días. Si te inclinas por la primera opción, recuerda ser creativo y “decorar tu vidriera”. Donweb cuenta con un constructor de sitios muy fácil de usar y con una gran variedad de herramientas que te permitirán adaptar tu página a tus ideas y objetivos.

Hoy en día, con el uso masivo de los celulares, es recomendable también que la página se adapte al formato de los Smartphone y así brindar visitas confortables a tus clientes.

  1. Incorpora una tienda online

Para que los productos y sus precios estén fácilmente visibles y al alcance de tus clientes, es ideal incluir a la página web una tienda online. Con ella, puedes crear listas de productos e incorporar distintas formas de pago. Cuánto más accesible y fácil sea de usar, más aumentarán tus ventas e ingresos.

Una vez que ya tienes la estructura básica de tu tienda, es hora de agregar los productos o servicios. Si estás vendiendo productos físicos, las fotos son claves. Pon atención en que sean de alta calidad, con una buena iluminación y vistosas. Agrega también una descripción atrayente: ¿Cuáles son los beneficios de los productos o servicios? ¿Qué harán por ellos? ¿Qué les harán sentir?

  1. Conoce y llega a tus clientes

Luego de haber creado nuestra página web con su tienda online, es bueno pensar qué estrategias vamos a usar para difundir nuestro negocio y llegar a nuestros clientes. Sé creativo y piensa principalmente a quién quieres llegar, cuáles son sus intereses. No hay un método único para la publicidad: prueba, diviértete, analiza tus resultados y cambia para mejorar y hacer crecer tu emprendimiento.

Por otro lado, al comunicarte con tus clientes, dar un buen servicio de atención te ayudará a mantener funcionando tu negocio sin problemas. Puedes pensar, por ejemplo, en incorporar un chat online a tu página para responder consultas al instante. Whatsapp Business es otra alternativa eficaz para mantenerte cercano a ellos.

Un mercado sin límites 

Tu negocio en la web te ofrecerá un mercado ilimitado. Aparecerán clientes oriundos de lugares que no esperabas y pedidos que te sorprenderán. Es conveniente nutrirse de experiencias de otras personas que ya han pasado sus negocios del espacio físico al virtual. Te recomendamos, por ejemplo, escuchar a Diego Intelisano, un entrenador físico que reinventó con éxito su empresa en cuarentena para poder seguir trabajando de lo que le gusta. Pronto aprenderemos de Fernanda Karam, una arquitecta que dejó todo para emprender exclusivamente con la ayuda y el potencial de internet.

Las experiencias son innumerables. Aprovechar las herramientas digitales para convertir un pasatiempo en el trabajo ideal es una aventura y un desafío. Tómate tu tiempo, ponte objetivos y sigue estos pasos, es hora de abrir tu local al mundo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO