Sebastián Cabello, Director para América Latina de GSMA
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por: Juan Gnius, director de Telracom @JBGnius

La nueva ola tecnológica en telecomunicaciones es 5G, sucesor de 4G LTE que multiplicará las velocidades y logrará menores latencias. Varios operadores han comenzado a prestar el servicio (pre estándar) como Verizon (EEUU), Elisa (Finlandia y Estonia), Etisalat (Emiratos Árabes Unidos, TIM y Fastweb (Italia) y Vodacom (Lesoto). En su mayoría los servicios son fijos inalámbricos (FWA).

En América Latina algunos operadores han realizado pruebas 5G: Claro Brasil en octubre 2016; Telcel (México) en mayo 2017 y posible lanzamiento en 2020; Movistar Argentina en noviembre 2017; Claro Chile y Movistar Perú en diciembre de 2017; Claro y Tigo (ambos Colombia) en enero 2018. Personal Argentina hizo su demo en abril de este año y en julio pasado Vivo (Brasil), Movistar (Colombia), Entel (Chile).

Se estima que en 2021 algunos lanzamientos comerciales, aunque se tratará de despliegues muy reducidos. Es que las nuevas redes requerirán multimillonarias inversiones, nuevo espectro radioeléctrico, muchísimas antenas y, no menor, un modelo de negocio que aún no se define ni conoce. Por ahora será todo FWA y con eso solo no se repagan inversiones.

De estos temas se habló en el evento 360 LATAM organizado por GSMA Latin America en Buenos Aires el 4 y 5 de diciembre. Raramente, los eventos de tecnologías dejan de lado su impronta optimista (hype o humo, como prefiera el lector) y abordan cuestiones más cercanas a la cotidiana realidad. Este fue el caso.

Los CEOS convocados a debatir en público fueron claros:

  • Juan Pablo Calvo, CEO de Nuevatel (Bolivia): “Para nosotros 5G es FWA. No hablemos de coches autónomos cuando no tenemos carreteras para los vehículos actuales”.
  • Jaime Palermo, CEO del ICE (Costa Rica): “5G es solución fija. Entraremos en dos o tres años. Se debe tener claridad en cómo generar ganancias. 4G requirió mucha inversión y se esperan las utilidades.”
  • Carlos Moltini, CEO de Personal (Argentina): “El modelo de negocio para 5G no está; tampoco hay necesidad por parte del consumidor ni demanda de la industria”.

Las visiones de otros paneles tampoco variaron en los conceptos. Andrea Folgueiras, CTIO de Telefónica, sostuvo que “la mayoría de los servicios que se piensan para 5G se pueden dar con 4G. La red actual tiene espacio para evolucionar y soportar nuevos servicios 4G+”. En definitiva, “no habrá despliegues 5G antes de 2021. Los casos de negocio no justifican nuevas redes”, definió Folgueiras.

Participación de mercado de tecnologías móviles

Fuente: GSMA Intelligence

Según proyecciones de GSMA Intelligence, 5G no será un negocio para el mercado masivo, al menos durante sus primeros cinco años. Se estima que para 2020 la nueva tecnología tendrá una participación del 8%, con 61,9 millones de accesos.

Evolución accesos 5G

Fuente: GSMA Intelligence

Proveedores

La mesura con 5G también fue acompañada por los proveedores de infraestructura, generalmente muy ávidos de mover la rueda de la tecnología. Mohamed Madkour, VP Global Wireless Networks Marketing & Solutions de Huawei, explicó que 4G LTE “es fundamental para probar modelos de negocio y ecosistema; si funcionan se agrega 5G. Cada inversión en 4G es una inversión para 5G”.

Por su parte, Eduardo Castañón, VP de Redes de Ericsson para Sudamérica, explicó que “los costos 5G serán similares a 4G a partir de 2021, cuando haya mayores economías de escala”.

Espectro

Como es habitual por parte de los operadores, el reclamo por más cantidad de espectro radioeléctrico también estuvo presente. En esta ocasión los CEOs de operadores argentinos pidieron elevar el tope de 140 MHz que rige en la actualidad.

Parte del espectro que podría llegar de manera más veloz al mercado es el que figura en el proyecto de “Ley Corta”, aprobada por el Senado y que espera sanción en Diputados para 2019 (si es que se mantiene el proyecto). Allí podrían liberarse 20 MHz en la banda de 700 MHz con cobertura nacional; 50 MHz en 1700/2100 MHz también nacionales, y 20 MHz por cada una de las tres regiones que se dividió el país.

A escala regional, el escenario también luce complejo para espectro 5G, más allá de la ineficiencia habitual latinoamericana para otorgar espectro. Es que debido a los anchos de banda espectrales que requiere IMT-2020 se debe encontrar nuevo espectro para estos servicios. Algunos países de América Latina se encuentran en la fase de identificación de espectro para 5G. No obstante, se tendrá un panorama más claro el año próximo, cuando se realice la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-19) de la UIT. Por lo pronto, en la región se analiza la banda de 3.4-3.6 GHz y bandas altas. Cabe destacar que Brasil, Colombia y Uruguay han identificado la banda de 24.25-27.5 GHz (banda de 26 GHz) para IMT.

Fuente: 5G Americas

“El espectro está en su límite; hace falta más por la demanda existente y futura”, señaló Julio Carlos Porras, CEO de Claro Argentina. Sin embargo, la postura de José Juan Haro, Director, Regulatory Affairs & Wholesale Business Latin America de Telefónica pareció resumir el pensar de todos los operadores: “hace falta más espectro pero no con espíritu recaudatorio; si será así, que no lo liciten”.

El contenido de este artículo fue publicado originalmente en el blog del autor

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO