COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A ocho años del lanzamiento comercial de la red de cuarta generación (4G) en México, el país todavía no alcanza la cobertura universal de la infraestructura para esta red, pues apenas alcanza poco más de 86 por ciento del territorio nacional.

De acuerdo con un estudio de Open Signal, la implementación de la red 4G es un primer paso trascendental para la transición hacia la siguiente generación.

“En la primera versión de la red de quinta generación, los teléfonos necesitan conectarse a una señal 4G para usar la 5G. Además, muchos países todavía no han lanzado el 5G. Sólo hay tres países en el mundo que se han unido a un exclusivo club de naciones que tienen una disponibilidad de la red 4G superior a 95 por ciento: Estados Unidos, los Países Bajos y Taiwán.

5G detonará la economía digital en América Latina

DSS: 5G acelera llegada a América Latina apoyándose en LTE

75% de los chilenos considera que el 5G facilitará el trabajo remoto

 

México ocupa el lugar 44 de 100, en la experiencia de la velocidad de descarga promedio mundial, al cierre del primer trimestre de este año.

En este ránking los dos países que lideran la lista son Canadá y Corea, y desde el año pasado tienen velocidades superiores a 50 megabytes por segundo, y fueron los únicos dos en rebasar ese umbral en el año 2019.

Hoy, añade el estudio, estas naciones mantienen el mejor comportamiento global, pero la velocidad general de la conectividad creció aproximadamente 24 por ciento, aunque la red 5G todavía está lejos de popularizarse en el mundo.

Corea, la pionera de la quinta generación, inició con la implementación de la red apenas en el primer trimestre de 2019 y para principios de 2020, la tecnología alcanzó a Canadá.

Las grandes empresas de telecomunicaciones en el país ya están con la mano en la puerta para desarrollar la red que acelerará la conectividad y permitirá generar la infraestructura que impulse temas hasta el momento impensables como las cirugías a distancia.

Con la implementación de la red 5G la latencia se reduce de tal manera que habilita otro tipo de usos de la red, como vehículos autónomos o las operaciones médicas a distancia, porque no permiten que haya una latencia o un rezago entre el pensamiento y que suceda la acción. En este sentido 5G cambiará el juego, señaló Mónica Aspe, CEO de AT&T México.

En el caso del mercado mexicano, cada mercado tiene su punto de madurez donde es necesario calcular el momento preciso para lanzar la red. “Estamos listos pero estamos esperando a que el mercado esté listo”, dijo en la mesa La nueva conectividad (5G) y las oportunidades que despierta, del foro Expansión Summit.

Slim un paso más adelante

Aunque todavía no se instala la infraestructura para prestar el servicio de la red 5G, la compañía América Móvil, del multimillonario Carlos Slim, es la empresa que más concesiones tiene en la banda de 3.5 gigahertz (GHz).

Este espectro es el que utiliza la red para brindar el servicio. En julio pasado, Telcel alcanzó un acuerdo con Axtel para comprar un paquete de 50 megahertz (MHz) de ancho de banda sobre el espectro de los 3.5 GHz con alcance nacional.

Esta operación incluyó nueve títulos de concesión que le dan a la empresa telefónica de Carlos Slim el derecho de usar la “autopista” para que corra la tecnología de quinta generación.

La operación no permite que Telcel utilice la banda para otorgar servicio móvil, pero sí para que lleve la red 5G a los teléfonos fijos de las casas y las oficinas mexicanas.

A esta compra se suma una operación que hizo Telmex en enero pasado, en la que le cedió a Telcel otros 50 MHz de ancho de banda, por lo que la compañía ya tiene 100 MHz para operar la red en cuanto el despliegue físico esté listo, aunque sólo podrá usar la mitad para el despliegue en telefonía móvil.

También AT&T, la operadora de la red 5G más grande del mundo, cuenta con títulos de concesión que le permiten explotar 50 MHz de esta banda, de acuerdo con datos proporcionados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Sin fecha

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes es dueña de la “carretera” que utiliza la red 5G para correr, es decir, el espectro radioeléctrico que funciona como vía para la transmisión de la señal.

Esta carretera incluye las bandas en el rango de 2.3 a 2.6 GHz, la de 3.5 GHz y la de 4.9 GHz, pero el proceso de asignación para que el sector privado las utilice todavía no tiene fecha.

El proceso de licitación del resto de la banda de 3.5 GHz está por ahora en suspenso debido al comportamiento de la economía mexicana.

En noviembre de 2019, el IFT señaló que hacia finales de este año iniciaría el proceso de licitación, pero todo estaría sujeto al comportamiento de la economía mexicana.

Apenas en julio, el director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, Alejandro Navarrete Torres, señaló que podría ser hasta el final del año cuando el regulador tenga las bases para licitar hasta 150 MHz de la banda 3.5.

El regulador también señaló que hasta el momento ni Telcel ni AT&T aprovechan al 100 por ciento las señales en algunos estados de la República, por lo que tampoco descartó que el IFT inicie un proceso de recuperación de frecuencias para tener la primera licitación de espectro hasta el año entrante.

La cancelación y el retraso de las licitaciones en México son el común denominador en América Latina, pues es un sendero que también recorrieron en Brasil y Perú.

Dos pasos atrás

En España ya hay varias empresas, como Vodafone o Telefónica, que ofrecen el servicio de la red 5G y solicitan más recursos públicos para el desarrollo de la infraestructura necesaria.

Antonio Coimbra, presidente y consejero delegado de Vodafone España, pidió al Estado español que invierta dos mil millones de euros, lo que equivale a un poco más de 50 mil millones de pesos, en el desarrollo de la red 5G.

El directivo precisó en el foro DigitalEs que esto equivale a 10 por ciento de los fondos europeos de recuperación, pero dijo que el sector privado destinaría tres mil millones adicionales para el mismo fin.

Y mientras en España piden recursos para ampliar la presencia de la red 5G, en Corea del Sur ya está en desarrollo el prototipo de la sexta generación.

De acuerdo con el diario Business Korea , el gobierno de ese país planea lanzar en el año 2026 un proyecto piloto de la 6G, que será 50 veces que la 5G y que estaría lista para masificarse en el mercado entre 2028 y 2030.

El primer ministro Chung Se-kyun delineó la estrategia de investigación y desarrollo para las redes de telecomunicaciones en una reunión ministerial con el gabinete de ciencia y tecnología.

La estrategia, añade el diario, consiste en un desarrollo preventivo de tecnologías de nueva generación, asegurando estándares y patentes de alto valor agregado, un proyecto para el que el gobierno surcoreano destinó 200 mil millones de wones por los próximos cinco años, lo que equivale a tres mil 581 millones de pesos.

Mientras tanto, Alejandro Prienfalk, CEO de Siemens México, señaló en el foro de Expansión que la empresa ya está haciendo pruebas piloto industriales para el manejo de equipo, pero sólo a través de redes privadas.

“Esta red le permitirá al cliente conectar sus redes, sus máquinas que les permitan tomar decisiones inteligentes”, dijo.

Fuente: El sol de México

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO