COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La pandemia transformó las operaciones comerciales, de la noche a la mañana, debido a que la mayoría de las organizaciones tuvieron que adaptarse a un nuevo modelo de trabajo y enfrentarse a nuevos desafíos de accesibilidad y seguridad. Una reciente investigación realizada por Grupo Adecco, empresa de consultoría integral en Recursos Humanos, que fue hecho para conocer las tendencias laborales, destacó la importancia de considerar un futuro con jornadas de trabajo flexibles.

El estudio reveló que el mundo laboral está listo para un nuevo modelo ‘híbrido’, ya que el 74% de los trabajadores encuestados expresaron que la mejor manera de avanzar, en cuanto a la modalidad de trabajo, será la combinación de jornadas en la oficina y otras remotas.

Particularmente, en Argentina, ocho de cada diez trabajadores manifestaron que preferirían continuar trabajando desde sus hogares, cuando todo vuelva a la normalidad. Y, en cuanto a los ejecutivos de las compañías, casi ocho de cada diez líderes (77%) expresaron que las empresas se beneficiarán, si hay mayor flexibilidad en este sentido.

En este contexto, es pertinente conocer la funcionalidad de los escritorios virtuales, también conocidos como Escritorios Hosteados Escritorios como Servicio (DaaS), que son sistemas informáticos que no se ejecutan directamente en la máquina a la que accede el usuario, sino a través de un software instalado directamente en un dispositivo terminal. Esto le permite a las empresas almacenar y procesar sus cargas de trabajo en la nube, logrando, en simultáneo, habilitar nuevos puntos de trabajo, lo cual es esencial ahora, dada la situación generada por el Covid-19.

Además, el uso de las soluciones de escritorios virtuales alojados en la nube hace posible que el trabajo remoto sea productivo y fluido, puesto que no se limita a una situación de contingencia de emergencia, sino que puede considerarse un paso importante en la estrategia de transformación digital del negocio.

Por otro lado, uno de los beneficios asociados al uso de estos escritorios es que se pueden reducir costos administrativos y de mantenimiento de licencias, además de que se puede realizar en forma rápida y segura el Deploy de equipos de manera personalizada, es decir, las actividades que hacen que un sistema de software esté disponible para su uso. Asimismo, esto permite que sea más seguro para guardar la información en caso de ciberataques al dispositivo físico.

Según TIVIT, para poder construir estos escritorios, lo principal es contar con una herramienta que permita transportar el teléfono y la videoconferencia hacia el PC del usuario. De igual forma, es esencial tener una mínima estructura de seguridad para el ingreso a las redes corporativas, donde las conexiones vía VPN son perentorias a la hora de crearlos. Lo anterior, acompañado de soluciones de nube relacionadas a ofimática, que hacen posible que se pueda levantar un escritorio virtual sin riesgos y con las herramientas que la gente y las empresas necesitan.

“Los escritorios virtuales simplifican el acceso remoto a aplicaciones y herramientas, fortalecen la ciberseguirdad e impulsan a la continuidad operativa de las empresas sin necesidad de un hardware, proporcionando agilidad y seguridad en la adopción del teletrabajo. Otra ventaja es la administración centralizada de aplicaciones, a la cual se puede acceder desde un ordenador o dispositivo móvil, lo que simplifica la ejecución de políticas organizacionales”, comentó Iván Souza, Country Manager de Argentina.

Aunque las herramientas digitales y la nube están tomando cada vez más fuerza, es importante tomar consciencia de influencia. La transformación digital llegó para quedarse, y para ello las empresas deben entender la necesidad de acelerar las iniciativas digitales, especialmente con relación a la seguridad y la continuidad operacional del negocio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO