COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) En el mundo bursátil es muy importante saber a ciencia cierta cómo se dan los hechos del presente y qué sucederá en el futuro para analizar cómo evolucionarán las acciones de las empresas. Compras, fusiones, lanzamientos…estos acontecimientos pueden hacer que una firma pase de rojo a verde y viceversa en cuestión de horas.

Si bien un inversor puede ganar dinero adelantándose a estas noticias, lo cierto es que también puede perder mucho efectivo si se deja llevar por rumores infundados. En estas últimas semanas, por ejemplo, han circulado diversas versiones que han impactado notoriamente en el valor de las acciones de varias compañías.

Repasemos: Hace unos días comenzaron a circular informaciones sobre una posible compra de Nokia por parte de Samsung o Microsoft. Este rumor revolucionó la actividad bursátil de la compañía finlandesa, cuyo valor se ha incrementado un 6 por ciento. Finalmente, Samsung confirmó que no tiene intención de adquirir Nokia y la posibilidad de que Microsoft se decida a dar el paso se mantiene en el aire.

La difícil situación económica de Nokia ha provocado que sea objeto de infinidad de rumores en los últimos meses. En los últimos tiempos ha visto como sus ingresos han descendido, sus teléfonos han perdido cuota de mercado y parte de su prestigio se ha perdido. Esta situación ha provocado una reestructuración importante en su plantilla y una pérdida del valor de sus acciones de un 40% en el último año.

En este contexto, los especuladores están desde hace varios meses lanzando rumores de este tipo. Lo cierto es que el viernes, cuando se lanzó la noticia, las acciones de Nokia se dispararon hasta alcanzar los US$ 3,03 y hoy, martes, después de la euforia y la desmentida de la noticia, ya están volviendo a sus valor de mercado, que ronda los US$ 2,87. 

Mientras los accionistas de Nokia siguen perdiendo plata, los rumores de que Microsoft podría comprar esta compañía se hacen más fuertes. Ahora, se especula con la posible estrategia que Microsoft estaría siguiendo para emprender la adquisición. Básicamente, la compañía de Redmond estaría esperando a que la finlandesa terminase con su efectivo para realizar una oferta, que permitiría cerrar el acuerdo de compra a un precio inferior al actual.

Otro de los rumores ha hecho que durante los primeros días de mayo, el grupo tecnológico alemán Loewe experimentó una fuertísima alza en el precio de sus acciones en Bolsa de Frankfurt. El motivo: comenzaron a circular versiones acerca de una oferta de compra por parte de Apple valorada en 87,3 millones de euros. De esta manera, Loewe llegó a dispararse un 38% y alcanzar una cotización de 6,25 euros, superando así un valor en Bolsa de 73 millones de euros.

Después de varios días, la adquisición de esta fábrica de televisores premium y equipos tecnológicos de alta gama no se concretó.

Anticiparse a los hechos es muy importante para poder vender o comprar acciones a tiempo. Sin embargo, el accionista que actúa en base a rumores infundados puede perder mucho dinero.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO