COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En la actualidad, organizaciones como FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), destacan el proceso de transformación que vive la agricultura, en el que el acceso a la información y a tecnologías de la comunicación como la informática, la conectividad y la electrónica, resultan una necesidad para los agricultores de todo el mundo, ya que gracias a las nuevas tecnologías es posible desarrollar una agricultura de elevada precisión y calidad.

Como parte del futuro de la agricultura y el uso de las nuevas tecnologías, uno de los ámbitos que se abarcan en el mundo de esta vertical son los aparatos electrónicos. Esta iniciativa toma cada vez más fuerza ya que beneficiará a pequeños productores al contemplar la entrega de conexión a internet por banda ancha, acceso a una plataforma de servicios, instalación de comunidades virtuales etc.

Actualmente en países como Chile, existen programas integrales de conectividad rural que permite a los productores agrícolas conectarse a Internet, recibir datos mediante mensajes de texto en sus celulares y acceder a una plataforma de servicios con información sectorial. Así mismo, en cuanto a conectividad, hay programas con una solución integrada de comunicación capaz de dar conectividad de banda ancha a zonas rurales que carecen de una infraestructura técnica y operativa para la transmisión de datos, información, voz e imagen.

En poco tiempo será habitual realizar gestiones sobre procesos como las necesidades de riegos, análisis de las plantas, estado de las plagas, fertilización, estimaciones de producciones y rendimientos etc.

Para apoyar esta evolución, en cuanto a conectividad, soluciones de redes cableadas e inalámbricas para entornos hostiles se proporcionan con el hardware preparado para soportar condiciones climáticas y temperaturas adversas, y ser capaz de proporcionar conectividad de banda ancha a zonas rurales que carecen de una infraestructura técnica y operativa para la transmisión de datos, información, voz e imagen.

Hoy en día el uso de las tecnologías va creciendo y es más popular en el sector agrícola. Algunos ejemplos destacados son:

  • Aplicaciones. El papel de las apps ha ido progresando y ocupando relevancia dentro de la agricultura. Una de las más significativas aplicaciones hoy en día son iRiego y Agronic, que se desarrollaron para posibilitar y conocer las necesidades hídricas de los cultivos.
  • Software para el agro. Los programas informáticos desarrollados para la agricultura permiten un estudio exhaustivo del terreno a sembrar. Los datos obtenidos son incorporados al tractor o sembradora para que puedan realizar una siembra precisa y de alto rendimiento, teniendo en cuenta la densidad del cultivo, profundidad y características del terreno.
  • Tecnología en la recolección. Existen máquinas utilizadas en las vendimiadoras que permiten realizar los controles fitosanitarios, la poda y el abonado.
  • Sistema de riego por telemetría. La telemetría es una técnica automatizada que permite recopilar y analizar datos que se generan remotamente. A través de esta tecnología se podría optimizar el uso del agua destinada a la actividad agrícola, calcular los tiempos de riego y distribuir de manera eficiente el recurso hídrico.

Todos estos avances dentro del ámbito agrícola-ganadero, son también una posibilidad para el constante crecimiento del sector. La agricultura seguirá siendo una actividad económica que tendrá un papel fundamental en el futuro, donde para ello es importante contar con una óptima combinación de movilidad e IoT, y crear la necesidad de que las redes proporcionen mayor robustez, seguridad, cobertura inalámbrica y prestaciones.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO