COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

OBSERVACOM se unió a organizaciones sociales y académicos, para alertar al Parlamento Europeo sobre los efectos nocivos para los derechos digitales si llegara a aprobarse la propuesta de regulación “para prevenir la diseminación de contenido terrorista en Internet”.

“Los instamos a rechazar las obligaciones de filtrado proactivo; a proveer investigaciones con revisión de pares con datos que soporten las recomendaciones de política y mandatos legales sobre contra- terrorismo; y abstenerse de sancionar leyes que llevarán a las plataformas de Internet a adoptar tecnologías no probadas y sobre las cuales hay un débil entendimiento para restringir las expresiones en línea”, señala una carta enviada al Parlamento Europeo.

En particular, las organizaciones expresaron su preocupación sobre la propuesta de utilizar la ya existentes bases de datos con identificadores desarrolladas por las plataformas de Internet como mecanismo para detectar “contenido terrorista”. Este tipo de soluciones de bases de datos fue inicialmente desarrollada e implementada de forma voluntaria por Facebook, YouTube, Microsoft y Twitter y ahora podría extenderse e instalarse como política pública.

Las organizaciones señalan que esta práctica originaria de las compañías privadas es completamente opaca. “Prácticamente no se sabe nada sobre el contenido específico que las plataformas bloquean utilizando la base de datos, o sobre los procesos internos de las compañías o ratios de error; y hay una claridad insuficiente alrededor de las definiciones de las compañías de contenido terrorista. Incluso no existen reportes sobre cuántos procesos legales o investigaciones se abrieron luego de que un contenido fuera bloqueado”, expresa la carta.

Además, señala que la adopción de bases de datos y otras herramientas de filtrado por parte de las instituciones de la Unión Europea “tendrán serias consecuencias para los usuarios de todo el mundo, incluso en los países donde varias de las organizaciones firmantes trabajan para proteger los derechos humanos”.

“Por un lado, cuando las plataformas filtren un video o imagen en respuesta al pedido de la autoridad europea, probablemente desaparecerá para los usuarios de todos lados- aún si es parte central de una nota de prensa o de un discurso político en otras partes del mundo. Por otro lado, las medidas de codificación proactiva para filtrar y remover contenido en la regulación de la Unión Europea provee a los regímenes autoritarios de la coartada que necesitan para justificar su propia vaguedad en la redacción y aplicación arbitraria de la legislación anti-terrorismo”, expresa la carta.

Y concluye indicando que “las plataformas que ya han desarrollados capacidades de filtrado de contenido para cumplir con las leyes de la Unión Europea encontrarán dificultades para resistir las demandas para usarlas en otras regiones y bajo otras leyes en detrimento de los usuarios de Internet vulnerables alrededor del mundo. Sus decisiones en este área tendrán consecuencias globales”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO