COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La filial de Alipay en Hong Kong ha puesto en marcha remesas de dinero entre sus propios usuarios y los clientes de GCash en Filipinas. Según dicha firma, se trata de la primera herramienta de envío de dinero mediante monedero móvil protegida con la tecnología blockchain de cadena de bloques.

Ant Financial, la empresa matriz de Alipay, ha afirmado mediante una declaración que el uso de cadenas de bloques ha segmentado y racionalizado el proceso de envío de dinero, con lo que se han incrementado la velocidad, la transparencia y la seguridad, frente a los métodos tradicionales para efectuar transferencias internacionales.

La mayor velocidad se debe a que la verificación y la ejecución de la transacción se realizan con simultaneidad. Durante todos los pasos del proceso, tanto el remitente como el receptor pueden rastrear la transacción a través de la plataforma de envíos seguros de dinero.

El servicio está disponible para los usuarios de los monederos AliPayHK y para los clientes que GCash, filial de Globe Telecom, tiene en Filipinas. Ant Financial es inversor indirecto en Gcash.

Según los datos proporcionados por Standard Chartered –el banco que aporta buena parte de la infraestructura subyacente–, las Filipinas son el tercer mercado más importante del mundo en transferencias de dinero desde el exterior del país. A lo largo del 2017 han entrado en el país unos 33.000 millones de dólares (unos 28.000 millones de euros).

Eric Jing, presidente ejecutivo de Ant Financial, afirma que “Ant Financial y Alipay llevan estudiando lo más moderno en tecnología de cadenas de bloques desde 2015. Las cadenas de bloques están revolucionando la industria de transferencias monetarias, y queremos innovar todavía más y ampliar el uso de dicha tecnología en el mercado mundial de remesas de dinero, así como entre los socios locales que ofrecen monederos virtuales y otros miembros del ecosistema.”

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO