Fotografía: Amazon.com
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mientras hay compañías como Uber que han tenido que verse en la necesidad de despedir a 400 empleados, hay otras que pueden darse el lujo, dada la demanda que enfrentan sus productos y servicios, de contratar decenas de miles. No podía ser de otra manera tratándose de Amazon, la empresa de Jeff Bezos, que este lunes anunció la contratación de 30,000 personas, así como la celebración de una feria de trabajo, el próximo 17 de septiembre, en el que serían asignados los roles.

Los empleos disponibles, que cubrirían vacantes en los departamentos corporativo, tecnológico y en los correspondientes a atención a clientes, devengarían un sueldo de por lo menos 15 dólares la hora con prestaciones incluidas, al tiempo que cuentan, en la mayor parte de los casos, con capacitación pagada.

La decisión de realizar un volumen de contrataciones tan alto fuera de la temporada en la que Amazon suele hacerlo, obedece a la cercanía de las fiestas decembrinas, pero no por ello se tratará de empleos temporales, sino permanentes. La única variante es que alternativamente se tratará de trabajos de medio tiempo y tiempo completo.

La celebración de la feria del trabajo tendrá lugar en seis ciudades de Estados Unidos, específicamente aquellas en donde la compañía tienen concentrada la mayor parte de sus operaciones en el país. Seattle, sede de Amazon, es por supuesto una de ellas, así como Dallas, Nashville, Arlington (Virginia), Boston y Chicago.

El anuncio hecho por Amazon es sin duda atractivo, pero en el contexto de lo ocurrido hace un par de meses, en ocasión del Prime Day, es necesario matizarlo. Ese día, en ShakopeeMinnesota, un grupo de trabajadores de la empresa realizaron un paro de seis horas y salieron a protestar a las calles en demanda de mejores salarios y condiciones de trabajo. Ese mismo día, en varias ciudades de Alemania, 2,000 trabajadores también realizaron un paro temporal exigiendo las mismas demandas.

Diez meses antes de eso, en octubre de 2017, Amazon había elevado su salario mínimo a 15 dólares la hora, pero al parecer eso no satisfizo a los trabajadores de Minnesota y tampoco a los alemanes, quienes evidenciaron lo que se ha rumorado siempre: que las condiciones de trabajo en los almacenes de la compañía son demandantes y exhaustivas, tanto física como mentalmente, y no se corresponden con los salarios ni con los beneficios.

Amazon cuenta en la actualidad con alrededor de 653,000 empleados en todo el mundo. Con la adición de estos nuevos empleos, cuyas contrataciones se espera culminen a principios del próximo año, su plantilla de trabajadores superará los 680,000 puestos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO