COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La batalla del cloud computing también se libra en los tribunales. La semana pasada, Amazon anunció su intención de apelar la adjudicación a Microsoft de un megacontrato de servicios cloud del Pentágono. En juego, nada menos que 10.000 millones de dólares durante la próxima década. Con este proyecto, conocido como Jedi, el departamento de defensa de Estados Unidos busca ganar agilidad en su infraestructura tecnológica, puesto que en la actualidad cuenta con más de 500 nubes.

AWS, la unidad de servicios en la nube de Amazon, era la gran favorita para hacerse con un servicio que habría consolidado su liderazgo en el negocio de la infraestructura cloud. Ahora, la compañía tecnológica denuncia que se han producido “claras deficiencias, errores y un sesgo inequívoco” en la adjudicación de un contrato sobre el que sobrevuelan sospechas de injerencias políticas, como señala Amazon en su comunicado. Y es que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no dudó en anunciar hace meses que iba a intervenir en el proceso porque estaba recibiendo “enormes quejas” de los competidores de AWS, nombrando a Microsoft, Oracle e IBM. A estas alturas, de sobra es conocida la enemistad entre Trump y Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon. El empresario se ha mostrado crítico con el presidente de EEUU, quien a su vez no ha dudado en arremeter públicamente en múltiples ocasiones contra Bezos, Amazon y The Washington Post, periódico propiedad de Bezos.

AWS es el líder mundial del negocio de la nube pública, aunque Microsoft recorta distancias

En esos momentos, Microsoft y Amazon eran los únicos contrincantes que optaban al contrato, puesto que tanto Oracle como IBM habían sido descartados en abril por el Departamento de Defensa al no cumplir los requerimientos, decisión que Oracle llevó a los tribunales.

El caso Jedi pone de relieve el feroz enfrentamiento que libran algunas grandes tecnológicas en el suculento negocio del cloud computing. La radiografía actual de este mercado confirma a AWS, pionera en este segmento, como líder mundial, aunque Microsoft recorta distancias y su cuota de mercado se aproxima ya al 20%, según datos de Synergy Research. Esta consultora indica que los cuatro mayores proveedores de servicios de infraestructura y plataforma de nube pública (Amazon, Microsoft, Google y Alibaba) acaparan un 72% del mercado, quince puntos más que a comienzos de 2016.

Eso sí, los últimos resultados trimestrales muestran cierta ralentización del crecimiento de los negocios de cloud pública tanto de Amazon como de Microsoft después de años de crecimientos espectaculares. En el trimestre cerrado en septiembre, la facturación de AWS aumentó un 35% hasta 9.000 millones de dólares -ligeramente por debajo del consenso de los analistas-, el menor crecimiento de su historia.

El negocio cloud de Amazon, que supone ya un 13% de su facturación, se ha consolidado como un pilar de su rentabilidad, puesto que ha generado el grueso del beneficio operativo de la compañía durante los últimos cuatro años. En el tercer trimestre, esta magnitud creció un 9% hasta 2.260 millones de dólares, lo que supone el 71% de las ganancias operativas del gigante del comercio electrónico.

MICROSOFT AZURE

Mientras, Azure se ha consolidado como uno de los grandes aciertos de Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft. En el último trimestre, los ingresos de este negocio crecieron un 59% -Microsoft no desvela cifra de facturación-, lo que denota una ralentización si se compara con el 76% de incremento registrado en el mismo periodo de hace un año y el 64% del trimestre previo.

Azure está incluido en la división que Microsoft denomina intelligent cloud, que engloba también software para servidores y la oferta de servicios empresariales. Esta unidad de negocio, que generó 10.800 millones de dólares de ingresos en el último trimestre de la compañía, ha igualado ya en tamaño a las dos divisiones históricas de Microsoft, donde se enmarcan los negocios de Office y Windows.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO