COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las redes 4G incrementarán el uso de banda ancha móvil, que viene ganando penetración por medio de teléfonos inteligentes en la región.

Una investigación indica que los usuarios que comienzan a utilizar los datos móviles inmediatamente desean obtener mayores beneficios de los servicios avanzados que requieren más capacidades de red, como el video.

En ese sentido, cuando el usuario ya cuenta con Internet en el dispositivo móvil es más probable que desee actualizarse a la próxima tecnología buscando una mejor experiencia. Por ejemplo, entre los usuarios actuales de 2G, sólo el 20% muestra una inclinación a actualizarse a 4G, sin embargo un 35% con conexión 3G desea actualizarse a 4G.

Los teléfonos inteligentes se han convertido en uno de los dispositivos claves a la hora de conectarse. El uso es cada vez más intenso para navegar, revisar emails y redes sociales y van ganando lugar las compras online (23%) y los juegos online (45%). Por otro lado los usuarios de teléfonos móviles con conexión a Internet están utilizando a diario nuevos canales de comunicación alternativos a la voz, como la mensajería instantánea con un 57% y las llamadas sobre Internet (VoIP) con un 24%.

En relación a la penetración de servicios Over-the-Top (OTT) en smartphones en Latinoamérica, el estudio mostró que alcanza un 57% y el grupo etario que más utiliza este tipo de servicios, como la mensajería instantánea como WhatsApp y los servicios de video como YouTube, son en su mayoría jóvenes (15-24 años y 25-29 años), con alrededor de 70% de penetración. A su vez, los usuarios latinoamericanos también están descubriendo los beneficios de los servicios en la nube, ya que un 26% les resulta muy útil poder acceder a sus archivos y documentos mientras están trabajando o estudiando.

Las cifras de la investigación corresponden al estudio de Ericsson ConsumerLab, que tuvo como objetivo comprender las actitudes y percepción de los usuarios hacia los servicios de telecomunicaciones y actividades en online, así como las necesidades de conectividad independientemente de la ubicación. Fue desarrollado en seis países de la región: Argentina, Bolivia, Brasil, El Salvador, México y Uruguay. Se realizaron más de 9.812 entrevistas cara a cara y 1.027 entrevistas online a personas de entre 15 y 69 años de edad.

De acuerdo con Diana Moya, Directora de ConsumerLab de Ericsson Latinoamérica, las tecnologías 4G aún están en una etapa inicial de expansión en la región, pero tienen un importante potencial de crecimiento, ya que una vez que los usuarios experimentan una mejora en su servicio de datos móviles, aumenta el consumo de actividades en línea, especialmente aquellas que demandan mayor capacidad de datos.

La investigación indica que la calidad de la conectividad determina la disposición de los consumidores para realizar actividades en línea y esta aumenta a medida que la experiencia de conexión es mejor y el estudio así lo demostró comparando los comportamientos de usuarios de 2G, 3G y 4G.

Moya explicó que el creciente interés por servicios móviles avanzados como mensajería instantánea y llamadas sobre Internet en la región han aumentado considerablemente y tienen un potencial de crecimiento aún mayor, lo que impacta directamente en el uso de las redes, haciendo necesario que estas estén preparadas para responder a una mayor demanda y así poder cumplir con las expectativas de una buena experiencia en este tipo de servicios.  De acuerdo al Ericsson Mobility Report, la tecnología 4G representará para fines de 2015 un 5% de las subscripciones móviles en Latinoamérica, cifra que está por debajo del promedio global de 7%.

De acuerdo con ese estudio, el tráfico de datos móviles seguirá aumentando significativamente en los próximos años, una tendencia impulsada principalmente por el video, que hoy es utilizado diariamente por un 22% de los usuarios latinoamericanos de smartphones. Este incremento es impulsado por una mayor cantidad de contenido disponible, así como las mejoras en las velocidades y capacidades de 3G y el crecimiento de las redes 4G.

En la actualidad, los latinoamericanos tienen similar preferencia entre PCs y smartphones para conectarse a Internet, pero la tendencia de crecimiento de penetración de los teléfonos inteligentes, la permanente necesidad de los usuarios a estar conectados independientemente del lugar y la mejora en la calidad de la conectividad, probablemente hará crecer la preferencia por los teléfonos inteligentes a la hora de conectarse a la red.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO