Fotografía: FDA Headlines
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Existe un medicamento llamado comercialmente Soliris, que también es conocido como Eculizumab. Se utiliza para tratar una serie de enfermedades poco comunes, tales como el Síndrome Hemolítico Urémico Atípico (aHUS), la Hemoglobinuria Nocturna Paroxística (PNH) y la Neuromielitis Óptica. Fue desarrollado por Alexion Pharmaceuticals, una compañía estadounidense cuya reputación está justamente sustentada en la creación de esa droga.

Alexión obtuvo la aprobación de la Dirección de Alimentos y Medicinas (FDA, por su siglas en inglés), para el uso de Soliris en el tratamiento del PNH en marzo del 2007 y la correspondiente al aHUS en septiembre de 2011; en este último caso fue catalogado como un medicamento huérfano, una nomenclatura empleada para designar a aquellos fármacos que no son desarrollados de forma masiva debido a los altos costos financieros que ello implica y, por lo tanto, son susceptibles de recibir subvenciones gubernamentales para su producción.

Esto podría parecer intrascendente para la realización de un análisis financiero, pero no lo es. A finales del año 2018, Soliris fue desplazado del primer lugar de la lista de los medicamentos más costosos del mundo, pero sólo un escaño. Por lo bajo, un tratamiento de un año en Estados Unidos puede suponer un desembolso de 440,000 dólares; por lo alto, esa cifra puede incrementarse hasta 700,000. Un frasco con 30 mililitros de una solución intravenosa del mismo tiene un precio de 6,819.51 dólares. Es importante señalar que su precio varía en las distintas regiones del mundo, pero en cualquier caso es muy costoso.

Alexion comenzó a vender Soliris el año 2007, para el año siguiente ya había obtenido 295 millones de dólares y en 2010 el precio de sus acciones se había incrementando 130%. En ese momento, su droga mágica se había convertido en el fármaco más costoso del mundo. Infortunadamente, los derechos de la patente obtenida por Alexion en relación al Soliris tenían una fecha de expiración: a partir del año 2017 perdería la exclusividad de los mismos.

Las acciones de Alexion tocan el cielo el 13 de julio de 2015, fecha en la que alcanzan su máximo histórico con 204.30 dólares por unidad. A partir de ese momento inician un descenso, no propiamente abrupto pero sí sesgado, que les ha hecho perder casi el 50% de su valor en cuatro años, situándose hace cuatro días en 105.67.

Gráfica: YAHOO! FINANCE

Los últimos 12 meses, los precios de sus títulos contabilizan una reducción de 11.6%, mientras que si se extiende el periodo a dos años hablamos de 24.9%. Tal declive obedece a diversas circunstancias, entre ellas la pérdida de la exclusividad de su patente en relación a Soliris en varios países del mundo. El desarrollo de Ultomiris, un medicamento desarrollado para tratar exclusivamente el PNH, ha mantenido a la empresa en los primeros planos de la industria, pero lo cierto es que los últimos años han sido difíciles para Alexion.

En tales circunstancias, hace dos meses se anunció la venta de la compañía cuya transacción se encuentra en manos del Bank of America Merrill Lynch. Hasta hoy, existen dos farmacéuticas interesadas: Roche y Amgen. Sin que haya trascendido el avance de la operación ni el status de la misma, hace un par de días Paul Clancy, el director de Operaciones Financieras de Alexion, anunció su retiro. Si se trata de sumar y restar, el movimiento resulta por demás lógico.

Las buenas noticias para Alexion recaen justamente en el interés de Roche y Amgen por la empresa, así como en las expectativas de los analistas que prevén un crecimiento en las ventas de Soliris y Ultomiris en los próximos años.

Pese al descenso en el precio de sus acciones durante los últimos cuatro años, Alexion aún es fabricante de uno de los medicamentos más costosos del mundo y ha continuado con el desarrollo de fármacos alternos para el tratamiento de enfermedades poco comunes. La venta de la empresa, una vez consumada, provocará que el precio de sus papeles inicie una escalada que si bien no se prevé sea dramática, sí constituirá un impulso importante. Dado el precio actual de sus títulos, éste es el mejor momento para invertir en Alexion Pharmaceuticals y en TyN Magazine apostamos por ella.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO