COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las caídas progresivas de los aportes del operador a las arcas nacionales marcan la intensidad de la competencia en el mercado. Evalúan si es momento necesario para vender las acciones estatales.

Durante los últimos años, el dinero que ha recibido el Estado de Panamá como socio de Cable & Wireless (49%) ha ido en caída. Según cifras oficiales, en 2009 entregó US$ 71,1 millones, en 2010 US$ 68,9 millones y en 2011, US$ 72,7 millones. Sin embargo, desde 2012 la baja ha sido notoria: ese año el Estado recibió US$ 44,4 millones, al siguiente US$ 44,4 millones y en 2014, US$ 48,3 millones.

Entre enero y julio del presente año, el Estado ha recibido US$ 6,2 millones, aunque en el presupuesto anual se consignaron US$ 47 millones. Y las proyecciones indican una baja del 4% para 2016.

Los motivos pueden encontrarse en una creciente competencia en el mercado panameño de telecomunicaciones y en un cambio propio del negocio: durante años pasados, el fuerte eran los ingresos provenientes de la telefonía fija y en la actualidad el motor de crecimiento son los servicios móviles, donde más competencia se tiene.

La compañía ha comenzado a transitar un camino de diversificación de ingresos, con el lanzamiento de servicios de TV paga con una plataforma de TV por cable (CATV) y otra satelital (DTH). Esta estrategia insume inversiones, que redundan en una baja de las ganancias.

Según declaraciones de Fernando Aramburú Porras, ex titular del Ministerio de Economía y Finanzas realizadas a La Estrella, con la participación accionaria que posee en el operador, el Estado asumió el riesgo de la competencia. El ex funcionario considera que es oportuno analizar si conviene vender las acciones estatales de Cable & Wireless.

Desde CWP muestran optimismo. Roberto Mendoza, vocero de la empresa señaló que las expectativas del negocio para este año son agresivas dentro de un mercado competitivo. Apunta a un avance en el mercado corporativo a partir de la compra de Sonitel y de Columbus Communications.

Mendoza también explicó que el periodo fiscal de Cable & Wireless es distinto al que registran las entidades estatales panameñas. De acuerdo con los números que maneja la compañía, la empresa aportó al gobierno US$ 511 millones del 1 abril de 2007 al 31 de marzo de 2015. Por su parte, las estadísticas del gobierno revelan que CWP entregó US$ 474,6 millones del 1 de enero de 2007 al 31 de julio de 2015.

El voceo dijo desconocer intenciones para una posible venta de las acciones del Estado en Cable & Wireless.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO