COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El comienzo de las operaciones del tendido submarino está previsto para 2018, dos años después de su fecha original. Angola Cables señaló que el dinero conseguido garantiza la construcción del cable.

En julio de 2015, Angola Cables anunció la construcción de un data center en Fortaleza, además de la ramificación del SACS hacia Estados Unidos y San Pablo por medio de extensiones submarinas. En ese momento, la inversión anunciada por la compañía angoleña llegaba a los 72 millones de reales, de los cuales 35 millones eran dedicados a Fortaleza.

Si se tiene en cuenta toda la infraestructura y la operación, el proyecto requerirá inversiones por un total de US$ 300 millones, según consignó TeleTime. Cuando fue anunciado, en 2014, la inversión prevista era de US$ 160 millones.

El SACS contará con 6.000 kilómetros de extensión, una capacidad de 40 Tbps. El sistema será construido por NEC. Para Brasil, la nueva ruta puede ser una alternativa para la interconexión con Asia y Europa.

Angola Cables tiene otro proyecto de ruta submarina en Brasil: el cable Monet, que unirá las ciudades de Santos, Fortaleza y Miami (EEUU).

A diferencia del SACS, en Monet la empresa angoeña es una de los inversionistas, además de Google, Antel (Uruguay) y Algar Telecom (Brasil). Esta ruta constará de 10.000 kilómetros con una capacidad de al menos 60 Tbps en seis pares de fibra. La construcción de esta red ya comenzó y finalizaría a fin de año.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO