COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Bloomberg informa que Apple ha respondido a un tribunal chino que la acusa de haber violado dos patentes de Qualcomm con el argumento de que un veto a la venta de iPhones en China continental la obligaría a zanjar un prolongado enfrentamiento jurídico con el fabricante de chips, y que la solución implicaría un incremento de los royaltis que pagan los fabricantes de smartphones de aquel país.

Apple ha presentado una petición para que se examine el asunto. El documento legal (redactado en mandarín y acompañado de una traducción al inglés verificada por Bloomberg) afirma que “Apple se vería obligada a llegar a un acuerdo con el demandado. Como consecuencia, todos los fabricantes de teléfonos móviles deberían someterse de nuevo al anterior y poco razonable método de cobro, y pagar tasas de licencia más elevadas, lo que provocaría pérdidas irrecuperables en el mercado derivado de teléfonos móviles.”

Hace escasos días, Qualcomm consiguió un mandato preliminar que prohíbe la importación y venta de varios modelos antiguos de iPhone en China.

Acuerdo

Richard Windsor, del blog de investigación Radio Free Mobile, entiende que Apple trata de convencer al tribunal de que las empresas chinas que fabrican teléfonos móviles (Xiaomi, Huawei, Oppo, Vivo, etc.) resultarán perjudicadas si la firma estadounidense se ve obligada a llegar a un acuerdo con Qualcomm.

Pero opina que el argumento de Apple no es válido, porque China ya ha llegado a un acuerdo sobre propiedad intelectual con el fabricante de chips, lo que implica que las empresas del país preferirán “adherirse a dicho acuerdo, antes que a cualquier otro que Apple cierre con Qualcomm”.

Hace pocos días, Apple explicó que tenía intención de distribuir actualizaciones de software para algunos de los iPhone presentes en China para esquivar el veto. Las actualizaciones empiezan de inmediato “para despejar cualquier duda respecto al cumplimiento de la orden”.

Esta disputa sobre patentes es la más reciente en una larga serie de pleitos sobre pago de royaltis y términos de licencia entre Apple y Qualcomm. Apple alega que Qualcomm cobra tasas basadas en los precios de venta de teléfonos en los que se utiliza su tecnología, sin tener en cuenta hasta qué punto el valor de los dispositivos deriva de ésta.

Por otra parte, Reuters informa de que un abogado que representa a cuatro contratistas de Apple –Hon Hai Precision (también conocida como Foxconn), Pegatron, Wistron y Compal Electronics– ha afirmado que no hay conversaciones en curso para la resolución mediante acuerdo de una batalla legal con Qualcomm que llegará a los tribunales en abril de 2019.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO