COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una organización sin ánimo de lucro avanza con la primera acción importante de este tipo contra el grupo tecnológico estadounidense relacionada con las normas de privacidad de la Unión Europea.

None of your business (NOYB), liderada por el conocido activista de privacidad Max Schrmes, presentó este lunes una demanda ante las autoridades de protección de datos de Alemania y España sobre la herramienta de seguimiento en línea de Apple, alegando que permite que sus teléfonos almacenen datos de los usuarios sin su consentimiento.

Ver más: Apple quiere tener su “Google propio”

Concretamente, la asociación se ha quejado del uso de un código de seguimiento por parte de la compañía que se genera automáticamente en cada smartphone cuando se configura. Este es conocido como Identificador de Anunciantes (IDFA).

Según Noyb, dicho código, además de rastrear el comportamiento de los usuarios, permite a Apple y a terceros elaborar preferencias de consumo y ofrecer publicidad personalizada, un seguimiento que la organización asegura que está regulado por la Ley de cookies de la UE y que “requiere el consentimiento informado e inequívoco de los usuarios”.

“Apple coloca códigos que son comparables a una cookie en sus teléfonos sin ningún tipo de consentimiento por parte del usuario. Esta es una clara violación de la ley de privacidad de la UE”, señala el abogado de Noyb, Stefano Rossetti.

Ver más: Facebook ataca a Apple por reducción de los ingresos publicitarios

Apple también recibió el mes pasado otra denuncia en Francia, esta vez en materia de competencia, en la que varios grupos de publicidad se opusieron a los cambios de privacidad previstos por la empresa estadounidense, diciendo darían a Apple una ventaja injusta.

El abogado austriaco Max Schrems ya ganó el pasado verano un caso histórico cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) invalidó el acuerdo de protección de datos personales entre la UE y EE UU negociado por la Comisión Europea con Washington, y conocido como Escudo de Privacidad, por temor a injerencias en los derechos fundamentales de las personas cuyos datos se transfieren a ese país.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO