COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Apple ha aceptado pagar hasta 500 millones de dólares (casi 450 millones de euros) para zanjar un litigio en Estados Unidos, en el que ha sido sancionada por haber disminuido intencionadamente el rendimiento de los iPhones más antiguos para prolongar la duración de su batería.

El acuerdo, pendiente de aprobación por un juez, implica que Apple pague a los consumidores entre 25 y 500 dólares (aproximadamente, entre 22 y 449 euros) por dispositivo afectado. La cifra se ajustará según el número de reclamaciones aprobadas, lo que significa que Apple pagará un mínimo de 310 millones de dólares (casi 280 millones de euros) y un máximo de 500 millones.

Los pagos se ofrecerán a todos los estadounidenses que sean o hayan sido propietarios de iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7 Plus, o SE que funcionen con iOS 10.2.1, o una versión posterior. También están incluidas las versiones de los dispositivos de la serie 7 que funcionen con iOS 11.2, o una versión posterior.

En todos los casos, la oferta se aplica a los modelos que hayan funcionado con dichas versiones del sistema operativo de Apple a partir del 21 de diciembre de 2017.

Si se aprueba, el acuerdo pondría fin a una batalla legal que empezó a finales de 2017, después de que Apple reconociera que una función de gestión del consumo incorporada a su software iOS ralentizaba el procesador en los iPhones más antiguos a fin prolongar la duración de su batería.

La primera respuesta de Apple a las quejas de los consumidores consistió en reducir considerablemente el coste de las baterías de repuesto destinadas a los dispositivos afectados, pero aun así se ha enfrentado a múltiples demandas de usuarios, así como a investigaciones por parte de organismos reguladores estadounidenses y franceses. Las demandas presentadas en Estados Unidos se concentraron en un único caso legal en 2018.

En febrero, la firma se avino a pagar una multa de 25 millones de euros a los organismos franceses reguladores de la competencia a fin de resolver la cuestión.

Se prevé que el día 3 de abril se celebre una audiencia judicial para aprobar definitivamente el acuerdo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO