COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Apple analiza invertir miles de millones de dólares para tomar una participación mayor al 20%  del negocio de semiconductores de Toshiba; la firma japonesa mantendría una participación parcial, por lo que el negocio permanece bajo control estadounidense y nipón.

La idea sería disipar las preocupaciones del gobierno japonés sobre cualquier transferencia de tecnología sensible a los inversionistas que considere un riesgo potencial para la seguridad nacional.

Foxconn, que participó en la primera ronda de la subasta de la venta de chips, es considerada un riesgo para la seguridad de Japón, debido a sus lazos con China. Sin embargo, la mayor parte de los iPhones de Apple se fabrican allí.

De acuerdo con Reuters, Apple quiere que Foxconn posea una participación de alrededor del 30 por ciento del negocio de chips de Toshiba.

Una inversión de Apple sería su primera participación directa en un importante fabricante global de chips de memoria, ya que busca asegurar un suministro estable de componentes clave. Samsung Electronics es el mayor fabricante de chips de memoria flash, seguido de Toshiba, SK Hynix y Micron Technology.

Por su parte, Western Digital, socio de Toshiba y uno de los postores de su negocio de chips, advirtió esta semana que los planes de la firma japonesa de vender su unidad de chips violan un contrato de joint venture. Western Digital quiere que se le den derechos de negociación exclusivos.

La subasta del activo de Toshiba es esencial para los planes de la compañía de cubrir miles de millones de dólares de amortización en su unidad nuclear estadounidense Westinghouse. Esos costos han sumido al conglomerado japonés en crisis, lo que lo llevó incluso a advertir que podría no ser capaz de continuar como empresa.

Toshiba ha reducido el campo de los licitadores para su unidad de chips a cuatro pretendientes: Broadcom, que se ha asociado con la firma de capital privado Silver Lake Partners; SK Hynix; Western Digital; y Foxconn, el fabricante de electrónica más grande del mundo.

Por otra parte, es probable que Toshiba obtenga la aprobación de los acreedores para ofrecer su participación en el negocio de los chips como garantía para nuevos préstamos y compromisos de préstamos por valor de 1 billón de yenes. El acceso a nuevos fondos ayudaría a Toshiba antes de que pueda completar la venta del negocio de chips.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO