COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Apple comenzó con su sueño del fabricar un auto autónomo allá por el 2015, con el  Project Titán, que luego entre 2017 y 2019 pareció truncarse.

Hoy sale nuevamente al ruedo anticipando que pone en marcha nuevamente la fabricación de su iCoche y que está trabajando en una nueva tecnología avanzada de baterías para diferenciarlo de su competencia, informó la agencia Reuters.

Ver más: Apple está fabricando un chip para coches autónomos

Si bien Apple no se ha pronunciado al respecto, fuentes anónimas dijeron que la compañía ha estado avanzando en el desarrollo de su propia tecnología de automóviles autónomos y que apunta a 2024 para la producción de un vehículo de pasajeros que podría incluir su propia tecnología de baterías, aunque la pandemia podría haber retrasado esta fecha límite a 2025.

No está claro quién ensamblaría un coche de marca Apple, pero las fuentes de Reuters dicen que aún existe la posibilidad de que Apple reduzca sus esfuerzos a un sistema de conducción autónoma que se integre en un automóvil fabricado por una marca de coches tradicional, un rumor recurrente sobre Project Titan.

En cuanto a la batería del automóvil, Apple planea usar un diseño único de “monocelda” que aumenta el volumen de las celdas individuales de la batería y libera espacio dentro del paquete de baterías, dijo una de las personas. Ese diseño significa que se puede empaquetar más material activo dentro de la batería, lo que le da al automóvil un rango potencialmente más largo.

Ver más: Tesla quiere sorprender al mundo

Apple también está examinando una química para la batería llamada LFP, o fosfato de hierro y litio, dijo la persona, que es intrínsecamente menos propensa a sobrecalentarse y, por lo tanto, es más segura que otros tipos de baterías de iones de litio.

“Si hay una empresa en el planeta que tiene los recursos para hacer eso, probablemente sea Apple. Pero al mismo tiempo, no es un teléfono celular”, dijo una persona que trabajó en el Project Titán.

Fabricar un vehículo representa un desafío para la cadena de suministro incluso para Apple, el Tesla de Elon Musk tardó 17 años antes de que finalmente se convirtiera en rentable.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO