COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pese a la fuerte alza de las dos tecnológicas, los analistas les siguen viendo potencial. La dependencia del S&P 500 del sector nunca había sido tan enorme.

La extraordinaria recuperación de Wall Street tras el estallido de la pandemia del coronavirus tiene que ver especialmente con Apple, Amazon, Alphabet, Microsoft y Facebook.

El S&P 500 depende de estas empresas de una manera nunca vista hasta ahora. Los valores conocidos como FAAMG suponen alrededor del 22% del índice de referencia, por encima de la situación que se vivió en 2000, cuando Microsoft, General Electric, Cisco, Intel y Walmart aportaban alrededor del 18%.

Apple cerrará 11 tiendas en Estados Unidos

Cómo pretende Bruselas frenar la expansión de Facebook, Google o Amazon

Wall Street se desplomará a medida que las acciones tecnológicas se vean afectadas

La excesiva dependencia del sector tecnológico hace veinte años provocó lo que se conoce como el estallido de la burbuja puntocom, un escenario que podría reproducirse ahora, según alertan algunos analistas. Otros expertos, en cambio, consideran que la dependencia persistirá reforzada por la pandemia del coronavirus, que ha cambiado los hábitos de los consumidores e intensificado la querencia de los inversores por el sector tecnológico.

La situación es muy contradictoria con lo que sucede al otro lado de la frontera de Wall Street. Por ejemplo, Apple se ha visto obligada a cerrar miles de tiendas en todo el mundo por la pandemia, lo que ha implicado una fuerte merma de su negocio, pero el fabricante del iPhone se ha revalorizado un 23% desde enero y su capitalización apunta ya a los 1,6 billones de dólares, recuperando la primera posición entre las empresas más valiosas de la Bolsa.

Algunos analistas, como Jefferies, consideran pese a todo que Apple sigue teniendo recorrido y apuntan a una subida adicional del 15%.

En el caso de Microsoft, las expectativas son aún mayores. Los analistas más optimistas con el valor calculan que tiene potencial para revalorizarse de cerca del 25%. Esta alza impulsaría su valor hasta los 1,9 billones de dólares, frente a los 1,53 billones actuales. Desde enero, el gigante del software ha subido un 27%.

Las empresas tecnológicas siguieron al alza ayer, impulsando un 0,74% al Nasdaq, hasta nuevos máximos históricos. El resto de los índices de referencia, el S&P 500 y el Dow Jones, también ganaron pero en menor proporción, un 0,43% y un 0,5%, respectivamente.

Esta diferencia de ritmo aumenta la brecha entre la trayectoria del Nasdaq y los otros dos índices de manera que no se ha visto desde 1983, según datos de The Wall Street Journal. Desde enero, el Nasdaq se ha revalorizado un 12%, mientras el S&P 500 cae un 3% y el Dow Jones baja un 8%, lastrado por valores como Boeing. Este último índice sólo cuenta con Apple y Microsoft de entre las grandes tecnológicas, lo que le deja fuera del rally del sector.

Wall Street siguió subiendo ayer a pesar de los nuevos contagios registrados en el país y las restricciones de la Casa Blanca a la entrada de trabajadores extranjeros. Los inversores se mostraron aliviados ante la continuidad del acuerdo comercial en China, garantizado por el presidente Donald Trump.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO