COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el actual contexto económico, para mantener la rentabilidad, los empresarios de Pymes se preocupan especialmente por ahorrar costos y conseguir más clientes. En el marco de la Cuarta Revolución Industrial las nuevas tecnologías son aceleradoras para el progreso y aparecen como aliadas para resolver estas preocupaciones, cambiando la forma de trabajar y de hacer negocios.

Microsoft presentó por tercer año consecutivo un estudio que indaga el uso que las Pymes argentinas dan a la tecnología. Con el nombre “Moviéndonos en la nube y hacia la inteligencia artificial”, la encuesta indagó en tres ejes: La vinculación con la nube, su uso y las percepciones en torno a la inteligencia artificial (IA).

El 60% de las Pymes está familiarizada con las soluciones de IA, conoce de qué se trata esta tecnología y es consciente del potencial que tiene para mejorar sus negocios. 5 de cada 10 manifestó que está interesada en invertir en estas soluciones. Para las Pymes, los escenarios más valorados en relación a la IA son: tecnología que las ayude a conseguir clientes que estén en línea con su target (60%), tecnología que indique cuándo podría llegar a dañarse una máquina y el tipo de tratamiento que necesita para evitar pérdidas de dinero (57%), tecnología que permitiera aumentar la seguridad física en la empresa (57%) y soluciones que atiendan las consultas de sus clientes 7×24 (56%).

“Hoy las Pymes argentinas buscan innovar para resolver los temas que más las preocupan en el actual contexto económico. Según los datos del estudio de este año, se triplicó la cantidad de tomadores de decisiones que tienen en mente invertir en inteligencia artificial, Big Data e Internet de las Cosas. Esto implica que estas tecnologías son un aspiracional para las Pymes argentinas que no las ven como algo lejano. Esta predisposición a invertir en IA nos dice que las Pymes no le temen, sino que están percibiéndola como aliada para mejorar su negocio. Este es un camino evolutivo en el que, de a poco, algunos de los principales mitos relacionados con las Pymes y la tecnología se empiezan a caer”, explicó Marina Hasson, Directora para Socios, Clientes Corporativos y Pymes de Microsoft Argentina.

El uso de la nube se mantiene estable en torno a la mitad de las Pymes, el 46%, manifestó que la usa. Aquellas que acceden a la nube la usan más intensamente: el 97% utiliza herramientas de productividad, el 86% la usa como espacio de almacenamiento y el 43% lo hace para procesar datos. El nivel de satisfacción es muy bueno, el 96% manifestó que está satisfecha con la nube y el 96% de los usuarios afirmaron que están predispuestos a volver a invertir en ella. Según el estudio, también aumenta la predisposición a invertir en la nube: 7 de cada 10 está dispuesta a hacerlo. De las que están dispuestas a invertir, el 77% lo haría porque considera que le da mejores resultados de negocio y el 61% porque es más sencillo. Por otra parte, según las empresas que aún son reticentes a esta tecnología, las dos principales razones para no invertir en nube son: preferencia por los soportes físicos (75%) y falta de seguridad (55%).

Con relación a este punto hay varios mitos relacionados a la seguridad en la nube. Muchas empresas consideran que el hecho de tener los datos en servidor físico puede dar la ilusión de seguridad. Sin embargo, la seguridad informática no es un tema de hardware, sino de software que es la puerta de entrada a posibles ataques. Por eso es clave contar con software actualizado que cuente con los últimos avances para proteger la información. En este sentido, la nube presenta un gran diferencial que es la actualización permanente. La inversión que requiere poner barreras de entrada, mantenerlas actualizadas, analizar y detectar anomalías y armar esquemas de contingencia es muy grande si lo quiere hacer una empresa por si sola. La contratación de servicios en la nube permite que ese costo se divida entre varias empresas y mejora la seguridad.

Por último, respecto a las funciones que les gustaría utilizar de la nube, el 95% consideró que la usaría para respaldar información y acceder desde cualquier lugar, el 76% para mejorar la productividad de los empleados, el 53% para ofrecer mejores servicios a clientes y, el dato más llamativo, es que al 60% le gustaría utilizar las nuevas tecnologías como IA, IoT y Big Data para mejorar sus negocios, la valoración de estas herramientas creció tres veces respecto al estudio del año anterior.

“Las Pymes saben que la tecnología las puede ayudar, pero muchas de ellas no tienen muy en claro por dónde empezar ni cómo hacer para que represente un diferencial. Ahí es donde es clave el trabajo que hacen los más de 5 mil socios de negocio de nuestro ecosistema en el país, ellos ayudan a las Pymes a identificar diferentes escenarios y combinar las soluciones de acuerdo a las necesidades de cada empresa para que puedan acceder realmente a la transformación digital”, concluyó Hasson.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO