COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En Europa están en el pico de una segunda ola y en algunos medios ya se habla de una tercera. Latinoamérica está viendo que los casos comenzaron rápidamente a crecer otra vez. Mirando en Europa el espejo del futuro, es hora de asegurarse para enfrentar lo que viene un poco mejor armados.

El impacto de cinco meses de cuarentena fue demoledor. Según el último relevamiento de la Cámara de Comercio, de marzo a julio, solo en el AMBA cerraron 25.000 pymes, un número que escala a 42.000 a nivel nacional. Muchas persianas bajaron, pero también se generaron otras oportunidades de negocio.

Ver más: La revolución insurtech

De acuerdo a un informe relevado por la consultora Kantar Insights para la Cámara de Comercio Electrónico (CACE), solamente en abril, el e-commerce aumentó más que en todo 2019. El crecimiento en la facturación fue de 84% (ocho puntos por arriba de lo que creció durante todo 2019), se cerraron un 38% más de órdenes de venta y se comercializaron un 71% más de productos online.

Frente a este panorama las aseguradoras cobran cada vez más relevancia.

MeCubro es una insurtech (seguros+tecnología) con un equipo de apenas 10 personas, pero que aspira a crecer desde la novedad y la oportunidad: hacen pólizas temporales, on demand y prepagas, que se sacan vía internet los 365 días del año.

“Las personas nos contratan por día y el proceso es 100% on line”, le dice a este sitio Ricardo Bueno, Ceo, socio mayoritario y fundador de MeCubro. Bueno revela que tienen 9 mil asegurados por día y que sacaron un seguro con cobertura por coronavirus. Las claves de un negocio que pegó un giro desde el inicio de la cuarentena.

Ver más: Mercado Pago ahora va por los seguros

“Tratamos a cada profesional independiente como un cliente particular. Hoy contamos con más de 50.000 usuarios en la plataforma. Desde los repartidores, hasta personal de obra que ingresa a barrios privados y son asegurados automáticamente en la portería al momento de ingresar”.

Su modelo de negocio es bastante sencillo “porque cobramos una comisión por transacción de la misma forma que lo hacen los brokers de seguros. De hecho, somos un broker, pero estamos digitalizados. Tenemos menos estructura. Nosotros hacemos 9 mil seguros diarios. Los trabajamos de forma digital, explica.”

“La pandemia hizo que las empresas tomaran mayor conciencia de tener contratadas pólizas de vida para su personal, ya sea por necesidad de cubrir alguna obligación o por otorgar un beneficio a los empleados ya sea que lo paguen las empresas o dejándole la posibilidad de tener dicha cobertura a cargo del personal”, explica Norberto Meler, subdirector de Seguros Corporativos e Institucionales de MetLife. El ejecutivo asegura que las consultas por este tipo de pólizas aumentaron un 25% desde que comenzó la cuarentena y se acentuaron en pymes y emprendedores.

Las ART también tuvieron que modificar sus actuaciones sobre la marcha para atender a los nuevos protocolos por Covid-19 y, como el resto de la economía, enfrentarse a cadenas de pago cortadas y empresas con su producción parada por ley.

“Lo primero que hicimos fue comunicarnos con nuestros clientes y detectar los problemas que estaban atravesando para, en lo posible, acercarles soluciones. Suspendimos los aumentos de precios que teníamos previstos, instrumentamos nuevas y amplias posibilidades de financiamiento y cancelamos las intimaciones y extinciones de cobertura por deuda en estos períodos”, resume Diego Álvarez, Gerente General de Asociart ART.

La tecnología está siendo utilizada como vehículo para la comisión de estafas a través del phishing o el robo de identidad y los delitos económicos financieros. Desafortunadamente, están usando la cuarentena como una oportunidad: en los últimos meses se duplicaron los delitos informáticos a nivel global. Hoy la ciberseguridad dejó de ser un tema de tecnología, para convertirse en un problema de gestión de riesgo”, advierte Sebastián Di Lullo, socio de BTR Consulting.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO