COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El titular del nuevo regulador explicó que mantienen reuniones internas con los diferentes sectores. Reconoció que aún AFSCA y AFTIC funcionan por separado, con un coordinador en cada uno y un directorio provisorio para ambos.

De Godoy explicó, en una entrevista con Clarín, que los organismos están superpoblados de empleados, con 2.000 trabajadores en cada uno. El objetivo es reducir su plantilla. Hasta ahora, eliminaron entre 250 y 300 puestos de trabajo. Se esperan más, aunque no precisó la cifra.

Por otra parte, el nuevo regulador indicó que en AFSCA existen 30.000 expedientes sin contestar y en AFTIC más de 10.000.

De acuerdo con Miguel de Godoy, las prioridades del nuevo regulador consisten en llevar un control efectivo del comportamiento de los operadores. También indicó que el Estado no quiere adueñarse del espectro radioeléctrico, dando a entender que el espectro que posee la empresa estatal Arsat pasaría a manos privadas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO