COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) de Argentina aprobó hoy la fusión de las companias de telecomunicaciones Cablevision y Telecom. La resolución de la Secretaría de Comercio, que contó con el aval de la CNDC, ordena la venta de activos de banda ancha fija e impone nuevas obligaciones a Telecom para que la situación de competencia no se vea afectada.

A su vez, Telecom deberá proveer servicios mayoristas de internet residencial a través de una oferta de referencia, para que otros operadores puedan utilizar su red para prestar el servicio. El dictamen de la CNDC, de más de 200 páginas, analiza los mercados y establece limitaciones a la operación de la fusión que garanticen el cuidado de los derechos del consumidor y que se promuevan las inversiones y el desarrollo tecnológico del sector.

Esteban Greco, presidente de la CNDC sostuvo: “Realizamos un estudio profundo del mercado con la participación de una cantidad importante de actores interesados, incluyendo empresas del sector, organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema. Estamos convencidos de que este dictamen asegura condiciones en el mercado de las comunicaciones para que diferentes operadores del cuádruple-play y diversos oferentes de algunos de estos servicios a nivel nacional, regional y local puedan competir de modo eficaz para ofrecer a las empresas y las personas las mejores opciones posibles”.

Las condiciones de la fusión

Por el lado de la red fija, la empresa fusionada deberá desprenderse de 143.464 clientes del servicio en 28 localidades de cinco provincias. Este número representa el 9% del total de clientes residenciales de Arnet y una facturación anual de 500 millones de pesos argentinos.

La cartera de clientes deberá ser vendida a una empresa que ingrese como nuevo operador a esos mercados; y a su vez, Telecom deberá proveerle su infraestructura para que la compañía pueda desplegar su propia red de fibra y el uso de la marca Arnet. Otros usuarios también deberán poder acceder a su red, por lo que se eliminaría la barrera de entrada que representaba el tendido de una red propia para poder comercializar el servicio.

Por el lado de la red móvil, y de acuerdo a lo establecido por el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), la compañía fusionada deberá devolver hasta 80 Mhz del espectro para asegurar una competencia equilibrada entre los diferentes jugadores.

Con relación a lanzamiento del cuádruple-play, la CNDC obliga a la compañía fusionada a no empaquetar sus servicios durante un plazo que dependerá de cada región; para evitar las ventajas de ser el primer operador en ofrecer el servicio; y permitir a los competidores invertir o asociarse para proveer servicios múltiples junto a otro operador.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO