COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El arresto de Meng Wanzhou sigue elevando la tensión entre Washington y Pekín, sumándose ahora un ataque directo a Canadá por ser aliado de Donald Trump en este conflicto.

Pekín el sábado convocó al embajador canadiense, John McCallum, para expresarle la “enérgica condena” a una medida que el gobierno chino considera políticamente motivada.

Según publicó el domingo el Diario del Pueblo, periódico del Partido Comunista, “China advierte a Estados Unidos graves consecuencias si no pone inmediatamente en libertad a Meng”. El artículo denuncia que “detener a alguien sin ofrecer una razón clara es una violación sin tapujos de los derechos humanos de esa persona”.

Leer más: ¿Quién es Meng Wanzhou, la princesa comunista que enfurece a Trump?

Mientras tanto, otro medio chino de línea muy nacionalista, el Global Times, declaró que “los intereses nacionales de Canadá no se verán beneficiados si pretende congraciarse con los Estados Unidos tratando a la señora Meng de manera injusta. Si no se le concede la fianza y la extradición a Estados Unidos, Canadá obtendrá una mínima gratitud del gobierno americano, pero la máxima oposición de China.”

Los ciudadanos chinos por su parte, volcaron su ira en las redes sociales aduciendo que “Estados Unidos está dispuesto a cualquier tipo de medida para evitar el auge de una China cada vez más fuerte.”

Leer más: La CFO de Huawei quedara todo el fin de semana presa tras declarar

En medio de toda esta disputa el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confirmó que fue notificado del arresto de Meng días antes de que sucediera. “Las autoridades correspondientes tomaron las decisiones en este caso sin ninguna intervención política o interferencia…nos avisaron unos días antes lo que estaba sucediendo”, declaró Trudeau.

Mientras Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Gran Bretaña mantienen la prohibición total de Huawei por razones de seguridad nacional, Huawei tiene contratos con universidades canadienses y planea invertir 500 millones de dólares en la nueva generación de infraestructura en telecomunicaciones y 5G, por lo que un bloqueo chino a este país le traería grandes inconvenientes.

Leer más: Huawei: China podría tomar represalias contra empresas de Estados Unidos

Todo este escenario potencia más la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Esto se ve a las claras en la batalla de patentes que libran Apple y Qualcomm después de que un tribunal chino ordenara bloquear inmediatamente la venta de varios modelos de iPhone en el país. Las acciones de Apple caían un 2% tras el anuncio, aunque luego moderó sus pérdidas. La compleja batalla legal entre las dos multinacionales abarca otros contextos. Apple niega cualquier violación y responde asegurando que recurrirá a “todas las opciones legales posibles” que tenga para aplacar las maniobras de Qualcomm y considera, además, que esto es el resultado de la desesperación de la compañía por “estar siendo investigada por los reguladores.”

Leer más: Declara la CFO de Huawei y crece la tensión entre China y Estados Unidos por su detención

Por otro lado a China también se le complica el panorama si los mercados occidentales siguen cerrándole las puertas, “La amenaza es grave. Si Huawei pierde su acceso a los lucrativos mercados occidentales, estará en peligro su capacidad de crecimiento y de financiar sus investigaciones en investigación y desarrollo”, advirtió Paul Triolo, experto del sector tecnológico del gabinete Eurasia Group.

“Sería una catástrofe para las ambiciones tecnológicas chinas, esto a amenazaría a la misma empresa, sus proveedores y el futuro del sector”, reconoce Triolo.

Leer más: Canadá arresta al CFO de Huawei por solicitud de los Estados Unidos

En todo este contexto el arresto de Meng puede tomarse como un movimiento más de un peón en un partido de ajedrez cuyo premio final es ser “el dueño del mundo.”

Fuentes; El País, El PERIÓDICO, El Financiero, Ámbito, TyNMagazine

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO