COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tecnología y automatización del hogar inteligente se están convirtiendo rápidamente en algo cada vez más común. A medida que el número de dispositivos en el hogar que se conectan a Internet está aumentando, la conectividad hogareña fiable se ha convertido en un factor crítico. La red Wi-Fi es clave, pero también redes adicionales como Zigbee y BTLE están cobrando importancia para los proveedores de servicio para permitir que los dispositivos de IoT se conecten a su red.

Al respecto, Germán Iaryczower, Vicepresidente Senior de Ventas para América Latina y el Caribe de ARRIS, expresaba: “ARRIS está trabajando con operadores para hacer frente a estas necesidades, ofreciendo productos y servicios que ofrecen una mayor disponibilidad de la red en toda la casa, la flexibilidad para adaptarse a las cambiantes condiciones ambientales y una mayor fiabilidad general. Nuestros gateways inalámbricos, extensores red inalámbrica y decodificadores inalámbricos están en un lugar único para proporcionar la base para nuevos servicios de IoT para el hogar conectado. En particular, vemos un aumento en el uso del dispositivo extensor de Gateway y Wi-Fi – para actuar también como un Hub o puente IoT y, en el futuro, potencialmente agregar radios 802.15.4 y BTLE para actualizar las radios Wi-Fi existentes”.

Y agregaba: “También vemos una enorme necesidad de “Transparencia inalámbrica” (“Wireless Transparency”), un nuevo concepto de ARRIS que permite a los consumidores “ver” lo que está sucediendo en su red a través de la pantalla del televisor en la interfaz de usuario del set-top, así como aplicación complementaria del teléfono inteligente o tablet, para que sus experiencias de entretenimiento y comunicación sean más inteligentes, simples y robustas, incluso a pesar de que la creciente complejidad de la red. Al proporcionar esta transparencia y experiencia del usuario sencilla, no sólo los dispositivos Wi-Fi pueden administrarse sino que los nuevos dispositivos de IoT pueden ser detectados y agregados como un feature complementario de su aplicación específica”.

Según el ejecutivo, “esta interfaz tiene que ser sencilla, para permitir a aquellos usuarios que no son técnicos entender cómo su red inalámbrica está funcionando y solucionar problemas menores, disminuyendo las llamadas al Servicio Técnico. Este es un aspecto clave de la nueva casa conectada con el que el proveedor de servicios puede agregar valor a la experiencia de IoT y ayudar al consumidor a entender más su red IoT. También les da visibilidad del estado de los dispositivos conectados y les notifica de los nuevos que entran en la red para minimizar los riesgos de seguridad. Mientras los hogares en América Latina se vuelven más “conectados”, esta solución ayudará a los usuarios a administrar mejor lo que podrían potencialmente ser más de 50 dispositivos conectados por hogar”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO