COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La universidad inglesa de Oxford informó este sábado que reanudó los ensayos clínicos de la vacuna contra la coronavirus, tras ser recientemente interrumpidos después de que un voluntario en el Reino Unido sufriera una reacción adversa.

“Los ensayos clínicos para la vacuna AstraZeneca Oxford contra el coronavirus, AZD1222, se han reanudado en el Reino Unido tras recibir confirmación de la Autoridad de regulación sanitaria”, informó la compañía.

Esta posible vacuna, considerada una de las más avanzadas que se desarrollan en todo el mundo, está en las fases finales de los ensayos clínicos antes de recibir la autorización de los organismos reguladores para proceder a inmunizar a la población.

AstraZeneca pausa ensayos de su vacuna anticovid por grave efecto adverso

Farmacéuticas se alían para garantizar la seguridad de la vacuna contra el COVID-19

OMS: la vacuna contra el coronavirus no estará disponible masivamente antes de 2022

A finales de agosto, la UE cerró con la farmacéutica británica AstraZeneca un “primer contrato” que le garantizaba el acceso a 300 millones de dosis de la vacuna, por lo que la suspensión de los ensayos supuso un serio motivo de preocupación en Europa y en todo el mundo.

Un comité independiente examinó las medidas de seguridad de los ensayos, un paso que tanto la multinacional como la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificaron de rutinario en estos casos.

El comité “ha concluido sus investigaciones y ha confirmado a la Autoridad que los ensayos son seguros“, añadió AstraZeneca.

Según explicó la compañía, “en los ensayos clínicos grandes, las enfermedades sucederán por azar y deben revisarse de forma independiente.

La potencial vacuna, que dio resultados prometedores en los primeros ensayos, está siendo sometida a pruebas clínicas en el Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica.

El mes pasado, los Gobiernos de Argentina y México, así como la fundación mexicana Slim, llegaron a un acuerdo con AstraZeneca y la Universidad de Oxford para fabricar la vacuna para sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto Brasil.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO