COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Unas extrañas señales de radio emitidas desde lo que se cree que es una galaxia enana a 3.000 millones de años luz de la Tierra han sido detectadas por un grupo de científicos de la Universidad de Harvard. Estos investigadores no descartan la posibilidad de que provengan de una civilización extraterrestre.

Las posibles explicaciones para estas ráfagas van desde explosiones de estrellas de neutrones giratorias con campos magnéticos extremadamente fuertes -los llamados magnetares- hasta la posibilidad de que sean poderosas ráfagas láser utilizadas por civilizaciones extraterrestres para propulsar naves espaciales.

Este es el concepto de Breakthrough Starshot, otra iniciativa similar en la captación de señales, que se propone usar potentes pulsos de láser para propulsar nano-naves espaciales a la estrella más cercana de nuestro sistema solar, Proxima Centauri.

”Los estallidos de esta fuente nunca habían sido observados en esta alta frecuencia”, explica Andrew Siemion, director del Berkeley SETI Research Center y del programa Breakthrough Listen. Siemion y su equipo alertaron a la comunidad astronómica sobre esta actividad de alta frecuencia a través del telegrama de un astrónomo el lunes 28 de agosto por la noche.

Ya en 2012, los astrónomos de Breakthrough Listen, un proyecto para encontrar signos de vida inteligente, descubrieron por primera vez estas señales. La primera señal detectada ahora fue el principio de una serie de 15 ráfagas rápidas percibidas en otras dos ocasiones en 2015 y otra vez a comienzos de 2017.

Al intentar estudiar la ubicación desde la que procedían las señales, los científicos de Breakthrough Listen llegaron a distinguir hasta 15 ráfagas de radio distribuidas en el rango de los 4 a 8 GHz.

Según Peter Williams, investigador de la Universidad de Harvard, “es sumamente inusual” que las fast radio bursts -FRB por sus siglas en inglés- estén esparcidas en una banda de frecuencias tan amplia, y que cada ráfaga en particular pertenezca a un espectro relativamente estrecho.

El origen de estas FRB sería por tanto “una galaxia enana con apenas el 1 por ciento de la masa de nuestra galaxia”, la Vía Láctea, afirmó Shriharsh Tendulkar, de la Universidad McGill de Canadá.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO