COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya son varios los países y las instituciones financieras que en estas últimas semanas están depositando su atención en el desarrollo de Bitcoins.

Uno de ellos fue el Reino Unido, que sólo un par de semanas atrás daba a conocer su interés en regular la criptomoneda como también su iniciativa para inyectar 10 millones de libras (US$14.66 millones) en investigación sobre tecnología de la moneda digital.

[blockquote author=”Mircea Mihaescu, inversor de SBT Venture Capital” align=”right” quotes=”yes”]El sistema actual, que se utiliza para que 10.000 bancos transfieran fondos, puede ser reemplazado por la cadena de bloques.[/blockquote]

También lo hizo la semana pasada el gigante japonés de comercio electrónico Rauken, que decidió comenzar a aceptar compras realizadas con Bitcoins desde EE.UU., y en los próximos meses también desde Alemania y Austria.

Hoy es el turno de SBT Venture Capital, un fondo de capital de riego creado hace 3 años que cuenta con US$100 millones y el respaldo del mayor banco de Rusia, Sberbank, el que muestra su interés en la criptomoneda y la innovación que aporta.

Uno de sus socios, Mircea Mihaescu, fue quien declaró en el medio local Roem.ru que el fondo tiene especial interés en las inversiones con impacto dentro del espacio financiero. “No estamos interesados en acciones de fondos de inversión ni en la compra de Bitcoins. Más bien estamos interesados en los cambios fundamentales que afectan a todo el sector financiero”, dijo.

Para Mihaescu, “El sistema actual que se utiliza para que 10.000 bancos transfieran fondos puede ser reemplazado por la cadena de bloques (blockchain)”.

El inversor se mostró cierto desdén por la legislación y la regulación en general, y manifestó estar convencido de que las leyes a veces se quedan atrás de la innovación, y por eso no debería ser una preocupación clave para los emprendedores globales.

Mientras tanto, las posiciones están muy divididas en Rusia. Por un lado inversores como SBT y el respaldo de entidades bancarias como Sterbank. Y por el otro el gobierno, que sigue en contra de la criptomoneda.

Ya el año pasado las autoridades rusas habían advertido que el Bitcoin se emplea para el lavado de dinero o para financiar operaciones terroristas y que su uso es ilegal en el país. En la actualidad, los funcionarios del gobierno siguen sugiriendo que la prohibición al Bitcoin no pasará de los próximos meses, un plazo fijado inicialmente por el Ministerio de Hacienda en 2014.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO