La canciller alemana Angela Merkel en un auto eléctrico.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El gobierno alemán decidió poner en marcha un plan de apoyo a la industria automovilística, específicamente al desarrollo de autos electrónicos, los que aún no están teniendo en el país la recepción esperada.

Para respaldar esta industria, el ministro de economía Sigmar Gabriel anunció que entregarán un subsidio de 1.130 millones de dólares destinado a los autos electrónicos, vehículos que consideran que son la tecnología del futuro.

“Luego de un largo debate hemos acordado un programa de subsidios que busca mostrar en el mercado interno que podemos producir bien esos nuevos vehículos, desde híbridos hasta coches alimentados por baterías”, indicó.

Las expectativas por parte del gobierno es que para el 2020 haya 1 millón de coches eléctricos en las calles. Sin embargo, hasta el momento sólo han vendido 50.000 vehículos.

Para incentivar la venta, a partir de mayo, los compradores recibirán 4.000 euros para la compra de un vehículo eléctrico, mientras que los híbridos recibirán un subsidio de hasta 3.000 euros. Los costos serán compartidos en partes iguales entre el gobierno y los fabricantes de automóviles con el fin de vender un adicional de 400.000 coches eléctricos, algo similar a las que ya existen en algunos otros países europeos.

Según informó el ministro, se apunta a incrementar el número de vehículos eléctricos en el país a medio millón en los próximos 4 años, lo que sería la mitad de lo planeado originalmente.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO