COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Diferentes prototipos avanzados de autos voladores han sido probados en las calles y en el aire. Nuevos materiales, fabricantes innovadores y empresarios dispuestos a financiar proyectos confluyen para que los vehículos de cuatro ruedas dejen de circular solo por las carreteras.

Uno de los motivos más complejos para los autos voladores es su diseño. El ancho de los automotores está limitado por las regulaciones y los espacios de los garajes, lo conlleva a que las alas para que vuelen deben estar plegadas. Distribuir el peso del vehículo es otro desafío.

Por lo pronto, los reguladores europeos impulsan la innovación; quieren que los diseñadores e ingenieros cuenten con libertad para imaginar diferentes diseños de auto volador. De acuerdo con The Wall Street Journal, la comisionada de transporte de la Unión Europea, Violeta Bulc, solicitó a sus encargados que piensen en el concepto de  espacio urbano de aviación. El concepto puede incluir drones, aviones urbanos y coches voladores.

AeroMobil 3.0

La idea de autos que vuelan no es nueva. Sin embargo, últimamente ha despertado el interés de, por ejemplo, Larry Page, cofundador de Google, que financia dos empresas del nuevo ramo. Aviation Industry, empresa estatal china, presentó un prototipo de auto volador.

Desde AeroMobil, una empresa de Eslovenia que ya voló un prototipo, el AeroMobil 3.0, indicaron que los nuevos materiales compuestos facilitan el diseño de coches ligeros para volar y robustos para el tránsito en las calles. En 2014, uno de sus modelos se estrelló en una prueba y el diseño fue cambiado. De todas formas, la compañía pretende comercializar su modelo 4.0 en 2018.

Terrafugia Transition

La estadounidense Terrafugia trabaja en un prototipo de tercera generación que tiene como objetivo satisfacer requisitos regulatorios aún en elaboración. El nuevo modelo se probará este año y el próximo. Su diseño Transition surcó el aire en 2009.

Carplane

La empresa alemana Carplane dialoga con los reguladores europeos para lograr que aprueben su prototipo, que volará a una velocidad crucero de 200 millas por hora a 4.500 metros. Planean que el modelo esté a la venta en 2019.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO