COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En Barcelona durante el Mobile World Congress (MWC) 2018, Avast está realizando un experimento para incrementar el nivel de alerta acerca de las vulnerabilidades del Internet de las Cosas (IoT) y de dispositivos móviles al minar la criptomoneda Monero usando un Smart TV.

El año pasado se ha visto un incremento en cómo los cibercriminales han abusado de smartphones y dispositivos IoT para minar criptomonedas en segundo plano sin que los usuarios se den cuenta. Para experimentar cómo sus propios dispositivos pueden ser infectados, los asistentes son invitados a ser parte del experimento usando sus teléfonos inteligentes para minar Monero, una popular criptomoneda entre ciberdelincuentes debido a su anonimato.

Investigaciones recientes de la compañía muestran que sería necesario un ejército de más de 15,800 dispositivos para minar 1,000 dólares en monedas Monero durante los cuatro días del congreso. Los smartphones y dispositivos IoT, como un Smart TV, cámaras web o termostatos, normalmente tienen muy bajo poder computacional, lo que es malo para la minería.

Por esta razón, los ciberdelincuentes están buscando atacar dispositivos a gran escala para maximizar beneficios. Minar sobre dispositivos IoT sigue siendo, en su mayoría, invisible para los consumidores; ya que, a diferencia de las PC’s, no es notable cuando un dispositivo IoT se calienta o baja su desempeño.

“De acuerdo con datos recientes de Shodan.io, un motor de búsqueda para el Internet de las Cosas, 58.031 dispositivos inteligentes en Barcelona son vulnerables. Si cada uno de estos dispositivos fuera reclutado a una botnet para minar Monero en el Mobile World Congress, los ciberdelincuentes podrían ganar aproximadamente el equivalente de 3.600 dólares o 3.000 euros”, comentó Gagan Singh, Vicepresidente Senior y Gerente General de Mobile de Avast.

El complejo ecosistema de dispositivos IoT en hogares y lugares públicos crea nuevas oportunidades para los ciberdelincuentes para comprometer la seguridad y la privacidad de las personas. En 2017, aparecieron las primeras botnets de IoT, una nueva versión del infame Mirai botnet, para minar criptomonedas.

Desde entonces, el riesgo de que los ciberdelincuentes tomen el control de los dispositivos IoT para sacar beneficios de la minería de criptomonedas se ha incrementado. Para los usuarios, esto puede significar altas cuentas de energía, pobres desempeños de sus dispositivos y una reducción en la vida útil de sus dispositivos.

Sin embargo, la minería de criptomonedas por malware es sólo uno de los muchos riesgos que los hogares conectados enfrentan. Otro riesgo mayor es la amenaza a la privacidad, que se eleva con el número de cámaras de seguridad vulnerables que graban nuestras vidas día a día, así como los parlantes inteligentes que escuchan y graban nuestras conversaciones y que podrían ser hackeados.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO