COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) Según una encuesta reciente de Avaya, las complejidades de la red causan retrasos significativos en la capacidad de los departamentos de TI para mejorar los sistemas, afectando hoy negativamente una abrumadora mayoría de las empresas.

Para ayudar a poner fin a este juego de espera de la red, la empresa ha simplificado drásticamente las infraestructuras de red con la tecnología Fabric Connect manejando el campus automatizado, que ahora se extiende hasta el acceso inalámbrico con la introducción de una nueva serie de soluciones inalámbricas LAN.

Soportando la próxima generación Wi-Fi estándar (802.11ac), la serie Wireless LAN 9100 puede reducir aún más el tiempo de espera del usuario final ofreciendo un rendimiento gigabit Wi-Fi más rápido.

La función de WLAN 9100 Application Control reconoce más de mil de las aplicaciones personales y de negocios más populares y permite a los administradores crear políticas granulares para bloquear, limitar o priorizar aplicaciones específicas para que las aplicaciones críticas para el negocio tengan prioridad.

La encuesta de la compañía, también, mostró que las empresas esperan casi un mes (27 días), la mayor parte dentro de una ventana de mantenimiento, antes de que pueden realizar una mejora significativa a un sistema de negocios.

En un promedio de 10 cambios por año, las empresas pueden esperar hasta por un periodo de nueve meses para que las mejoras puedan ayudar en el crecimiento de su empresa, aumentar la productividad y ventas de los empleados y mejorar el análisis del negocio. Resumiendo, la complejidad de la red aumenta el tiempo de espera; y ésta afecta los márgenes y disminuye la capacidad de proporcionar ventajas competitivas a la empresa.

El portafolio de redes de Avaya puede eliminar la necesidad de ventanas de mantenimiento requeridas por la mayoría de las redes tradicionales que las empresas tienen hoy en día. Fabric Connect configura automáticamente los switches de core y distribución, haciendo que el personal de TI sólo necesite configurar los dispositivos de borde.

La solución ahora se extiende a la nueva serie Wireless LAN 9100 para aprovisionamiento automático de puntos de acceso y configuración de los servicios solamente en el borde. Los departamentos de TI ahorran horas, sino días, y reducen el riesgo de errores que causan caídas de red que afectan la agilidad del negocio, los ingresos y las carreras profesionales de TI.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO