COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Todas las industrias, en mayor o menor medida, están sufriendo una transformación muy profunda. Debido al impacto que hay en los hábitos de los consumidores y en las nuevas tecnologías: la industria del Retail tiene a Amazon, el transporte tiene a Uber, el entretenimiento tiene a Netflix; y todos esos nuevos modelos de negocios surgen gracias a que hay una tecnología que permite atender a esas nuevas necesidades del consumidor.

Esto puede observarse también en el mercado de los servicios financieros: bancos, seguros y tarjetas de crédito. Y es aquí, donde toma relevancia la figura del Fintech, la fusión entre las empresas de tecnología y de finanzas; empresas que nacen para brindar soluciones puntuales a determinados problemas que los bancos no resuelven en su totalidad.

En la actualidad, los clientes fueron migrando de ir a la sucursal a utilizar la web.  Francisco Nelson, Director de Transformación Digital de Axxon Consulting, una consultora que ayuda a las empresas a innovar transformando sus procesos, sostiene que “en la expectativa de un Millennial el uso del sitio es casi inaceptable. Ellos quieren usar una aplicación que le de solución a los pocos minutos, que sea fácil de usar y pueda hacer todas las transacciones desde un sólo lugar: su celular. Por eso, los bancos deben necesariamente modernizarse e ir cambiando todos sus procesos para poder ser atractivos para las nuevas generaciones”.

A nivel mundial, el 20% del mercado de pagos ya es hoy de las Fintech, aunque el de los préstamos, la mayoría de las transacciones pertenecen aún a los bancos. Ante la amenaza que representa al sector, los bancos responden de dos maneras: por un lado, intentar realizar transformaciones digitales en sus estructuras, procesos y productos, y digitalizarlos en su mayoría.

Por otro lado, incursionan en ser ellos mismos sus propias Fintech, y compiten entre si antes de que los amenacen nuevas empresas, o arman sus propios fondos de inversión e invierten en varios productos Fintech.

Un ejemplo de esto a nivel local  es el caso del banco BBVA. Hoy en día, es uno de los bancos líderes en transformación digital, porque ha actualizado sus procesos y estructura, y por otro lado, ha armado una división de inversión en los “bancos de nueva generación”, logrando que sus aportes a Fintech pongan en el ranking a muchas de ellas en una muy buena posición.

Es por esto que, si se pretende estar firme para afrontar los cambios que genera la revolución de las Fintech y conquistar a las nuevas generaciones, implementar estas medidas puede ser el camino adecuado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO