COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

BBVA se ha convertido en el primer banco en España que permite retirar efectivo sin necesidad de tocar el cajero, con los denominados ‘cajeros sin contacto’. La nueva opción para retirar efectivo estará disponible en la aplicación móvil de la entidad financiera dentro del apartado de operaciones con tarjeta.

La solución digital ‘cajero sin contacto’ permite geolocalizar los cajeros más próximos al usuario y reservar la cantidad de dinero que desee.

Una vez llegue a un cajero, deberá utilizar su teléfono siguiendo los mismos pasos que cuando realiza un pago móvil. En esta ocasión, deberá acercarlo al cajero para recoger su efectivo, sin tener que tocar ni la pantalla ni el teclado en ningún momento.

CaixaBank instala cajeros con tecnología biométrica

¿Cuáles son las alternativas contactless que se perfilan post-pandemia?

eCheqs: la alternativa a los cheques 100% online y segura

Para ello, los cajeros deberán disponer de tecnología NFC (Near Field Communication). Ésta permite la comunicación a corta distancia entre dos dispositivos electrónicos de manera inalámbrica.

Los clientes de BBVA podrán retirar con esta modalidad hasta 300 euros al día.

Para utilizar este sistema, deberán tener descargada la aplicación móvil de BBVA y activado un sistema de pago móvil por tarjeta: el pago móvil de BBVA o Google Pay, Samsung Pay o Apple Pay.

“Esta evolución de los cajeros tiene como objetivo ampliar los servicios que venimos ofreciendo a nuestros clientes, que ya tienen todo integrado en su móvil. Pueden pagar con él y ahora también retirar efectivo, todo sin contacto”, explica Rafael López Gracia, responsable de Sistemas de Clientes de BBVA en España. “Además de ser un sistema totalmente seguro y eficiente, cobra especial importancia para preservar la salud de nuestros clientes durante las pandemias”, remarca.

La alerta sanitaria por el Covid-19 está llevando a la banca a acelerar la aplicación de desarrollos tecnológicos para salvaguardar la salud.

CaixaBank, por ejemplo, también ha implantado cajeros con reconocimiento facial. El cliente sólo tiene que tocar la pantalla una vez: al seleccionar el efectivo que quiere solicitar. Santander tiene disponible en sus cajeros la retirada de efectivo con código QR utilizando el móvil, lo que igualmente reduce el contacto.

El cajero, protagonista

Más allá de las mejoras incorporadas para hacer frente a la crisis sanitaria, la banca está promoviendo desde hace tiempo un mayor protagonismo de los cajeros en la operativa puramente transaccional de los clientes. El sector está instalando cajeros de última generación, orientados a mejorar la seguridad y la calidad de servicio, pero también a absorber las tareas puras de caja que desarrolla una parte de los empleados de la red.

Con este avance, como con muchos otros ligados a la digitalización, la banca persigue automatizar actividades. Así puede operar con plantillas más ajustadas o reconvertir empleados hacia labores de mayor valor añadido, para mejorar la rentabilidad. La actual pandemia, que ha llevado a los bancos a operar con parte de su red cerrada y con menos personal, ha abierto un escenario que está permitiendo a las entidades acelerar el traslado de la operativa transaccional hacia los cajeros.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO