COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El 92% de la población mundial vive en lugares con altos niveles de polución, y el 39% de los adultos tiene sobrepeso.

Cada vez más personas viven o trabajan en las grandes ciudades, pero todavía hay cuestiones que solucionar para mejorar el día a día. Las dos más urgentes: polución y sedentarismo. Las cifras son evidentes: el 92% de la población mundial vive en lugares con altos niveles de polución, y el 39% de los adultos tiene sobrepeso, según datos de la OMS en 2016. El creador y CEO de Kappo Bike, Iván Páez, tiene la solución: usar más y mejor la bici.

Este joven está seguro de que la bicicleta puede ser el mejor medio de transporte urbano. “Vivimos en urbes poco a poco más contaminadas, congestionadas y agobiadas. Cambiar la forma de movernos es esencial para eludir un colapso mundial que parece inminente.

La propuesta le ha llevado a ser escogido por MIT Technology Review en español entre los ganadores de Innovadores menores de 35 de América Latina 2017

Además, “el planeta está obeso debido al sedentarismo”, asegura. Para lograr que la bicicleta sea más útil para la sociedad y se adapte a las necesidades de cada uno de ellos, usa técnicas de big data y gamificación. Su propuesta le ha llevado a ser escogido por MIT Technology Review en español entre los ganadores de Innovadores menores de 35 de América Latina 2017.

Páez ha tenido en cuenta tres actores principales: los ciudadanos, las instituciones y las empresas. Por esta razón, diseña por medio de Kappo Bike acciones en tres frentes diferentes y anima a los ciudadanos a transformarse en corredores urbanos a través de un juego: en la aplicación, cuanta más distancia recorren, más puntos ganan para pasar a la próxima fase.

La aplicación ya cuenta con más de 50.000 usuarios que hacen al menos dos desplazamientos por semana

La aplicación ya cuenta con más de 50.000 usuarios que hacen al menos dos desplazamientos por semana, repartidos en más de 200 ciudades de 50 países diferentes.

Con esta tecnología, Kappo Bike recopila, examina y procesa datos de los hábitos de los usuarios. Después, facilita esta información a los gobiernos para que conozcan las costumbres de movilidad de los usuarios.

El objetivo: que puedan tomar mejores resoluciones para invertir en infraestructuras urbanas. “Usar la bici no solo reduciría la polución, sino también reduciría el agobio y mejoraría la salud de los ciudadanos”, opina Páez. De ahí que, finalmente motiva a las compañías a estimular el empleo entre sus trabajadores para incrementar su bienestar, y lo logra a través de competiciones a escala nacional. En la última competición que organizó Kappo Bike en Chile participaron 200 empresas.

“Nuestro proyecto busca convertir las urbes de una industria automotriz a una industria bicimotriz”, resume Páez, quien ve en Dinamarca un ejemplo a seguir. Vivió allí y se ilusionó pensando en conseguir que todas y cada una de las ciudades fuesen tan seguras para los ciclistas como Copenhague.

Fuente: La Vanguardia

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO