COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Recientemente la Cámara Argentina de Fintech reportó que hay más de 6.500.000 usuarios de billeteras virtuales en el país y que desde la implementación del aislamiento social preventivo y obligatorio determinado por el Gobierno nacional las personas han  multiplicado el uso de este tipo de plataformas en un rango de entre 120 y 800%.

Si bien el desarrollo y adopción de las aplicaciones que permiten la realización de operaciones comerciales online ya es una tendencia y un destino claro, el boom en Argentina se da en un momento en que la sociedad se ve ante la necesidad de manejar herramientas virtuales que le permitan continuar con sus operaciones cotidianas sin moverse de su casa o reducir al máximo el contacto con terceros.

Consejos para hacer pagos seguros

Promueven las billeteras digitales para evitar el uso de efectivo

Millones podrán recibir ayuda económica a través de billeteras digitales

“Obtener una billetera virtual es un proceso que debe ser simple, rápido y eficiente aunque en la mayoría de los casos estas condiciones no se cumplen. Dado que es una tecnología que se viene usando con éxito en otros países del mundo, está en auge ahora a nivel local y será la base del futuro de las transacciones comerciales a nivel mundial, es importante saber qué condiciones debe reunir para poder operar con seguridad y tranquilidad”, explica Laura Iglesias, CEO de Evolution Invest, empresa especializada en el desarrollo de herramientas tecnológicas para mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Cómo debe funcionar y qué debe tener una billetera virtual para cumplir su propósito?

  • Facilidad: todo el proceso – desde su descarga, primeros pasos, toma de datos, apertura de cuentas, realización de operaciones, visualización de historial, etc.- debe ser simple para el usuario. La función básica de la billetera virtual es simplificar el proceso de pago entre personas (personas físicas, comercios, instituciones, etc.)
  • Seguridad: las personas registran sus datos y mueven su dinero por medio de estas aplicaciones, por lo que las mismas deben ofrecer seguridad, sobre todo, en el momento que el usuario hace el onboarding, es decir, cuando se da de alta generando su cuenta en la billetera virtual.
  • Tecnología: una billetera virtual debe permitirle al usuario hacer el 100% de sus movimientos dentro de la aplicación, sin redirigirlo a sitios web para continuar o finalizar un proceso.
  • Velocidad: el proceso de onboarding no debería demorar más de unos minutos. El usuario debe poder operar al instante, desde el mismo momento en que abre una cuenta. Esta cuenta le asigna un CVU (Clave Virtual Uniforme) o un CBU (Clave Bancaria Uniforme) dependiendo de quien la asigne: un Proveedor de Servicio de Pago (PSP) o un banco. Además, las transferencias y operaciones entre cuentas deben ser en tiempo real, con acreditación inmediata.
  • Funcionalidad: deben permitirle a la persona realizar la mayor cantidad de operaciones posibles: pagos en comercios, pago de servicios, carga de tarjeta SUBE, transferencias entre usuarios de la misma billetera virtual o de otros bancos. Todo esto de manera directa y sin muchos intermediarios.
  • Transparencia: el usuario debe tener todo el tiempo a la vista el 100% de su saldo, es decir, debe poder ver el estado de su cuenta y tener su dinero disponible en todo momento para hacer la operación que necesite.

“Hoy la mayoría de las apps que se presentan en el mercado local como billeteras virtuales no reúnen todas estas características. Esto hace que haya muchas descargas y usuarios dados de alta – como reportan los datos de la Cámara – pero muy poco uso y operatividad una vez que están instaladas en los dispositivos”, comenta Iglesias, quien agrega: “Muchas de las plataformas vigentes demoran días en dar de alta una cuenta, no tienen herramientas de seguridad suficientes o se quedan con datos que deberían borrar para protección del usuario. Otras invierten y manejan el dinero de los usuarios o no se enmarcan dentro de las regulaciones del Open Banking”.

Desde Evolution Invest se trabaja en el desarrollo de tecnologías que le permitan a las personas mejorar su calidad de vida y permitir así una mayor inclusión financiera, concepto que toma cada vez más relevancia en coyunturas como la actual, en la que la necesidad de avanzar en la implementación y uso de herramientas tecnológicas se vuelve vital para facilitar el flujo de dinero a través de diferentes operaciones online.

“Hoy la comunidad global se está lanzando definitiva y masivamente a las herramientas digitales para que el e-commerce pueda desarrollarse plenamente. Para poder acompañar este proceso de evolución debemos responder con productos de capacidad y calidad tecnológica que ofrezcan también seguridad. Los procesos se están acelerando a pasos agigantados y debemos estar a la altura de las circunstancias”, concluye la CEO de Evolution Invest.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO