COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La cotización del Bitcoin supera la barrera histórica de los 6.500 dólares gracias al impulso que ha recibido por parte de la gestora del mayor mercado de derivados del mundo, CME Group, al anunciar la creación de contratos de futuros sobre la moneda digital. Algunos expertos temen que sirva de gancho para atrapar a miles de inversores y desatar una crisis financiera como la vivida en 2008.

Los días históricos en el Bitcoin y el resto de moneda digitales se suceden a la velocidad que romper récord. Hoy superado por primera por primera vez en su historia los 6.500 dólares, aunque luego volvió caer por debajo de los 6.400 dólares. La nueva subida ha permitido que la capitalización conjunta de las monedas digitales alcance los 184.000 millones de dólares, según la web Coinmarketcap.

Para hacerse una idea de este hito la cifra de valor agregado supera la valoración bursátil de Goldman Sachs y Morgan Staley juntos. Y en parte, la responsabilidad le corresponde al Bitcoin, que en el último año se ha revalorizado más de un 800%.

El motivo de los últimos movimientos alcistas corresponde a CME Group, el dueño del mayor mercado de derivados y futuros del mundo, que ha anunciado que antes de finalizar el año se podrá contratar futuros sobre Bitcoin.

La decisión es un paso de gigante para normalizar el uso de la moneda digital como un activo de inversión. Detrás de ello, subyace el interés de una pequeña parte de la industria de levantar ETF’s (fondos cotizados) vinculados al Bitcoin. Lo que supondría atraer a miles de inversores y facilitar su operativa.

Reticencias de los reguladores

Hasta la fecha, la falta de futuros que ofrecieran liquidez y contrapartida al Bitcoin había sido la barrera de entrada que habían levantado los reguladores para no autorizar su funcionamiento. La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) rechazó un ETF de Bitcoin propuesto por Tyler y Cameron Winklevoss en marzo, asegurando que la bolsa que quería incluirlo no podía entrar en los necesarios acuerdos de intercambio de futuros, dado que “mercados significativos de Bitcoin no están regulados”.

Pero ahora a CME solo le falta la autorización del regulador que es la Commodity Futures Trading Commission de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés). Al igual que le sucede al otro gran jugador de derivados de la bolsa de Chicago, Cboe Global Markets. Algo que parece prácticamente asegurado una vez que ha obtenido LedgerX, plataforma fundada en 2013 y creada para este fin, luz verde a sus futuros sobre Bitcoin por la CFTC.

Ventajas para el Bitcoin

Los temores del sector financiero se han disparado en pocas horas porque en el negocio va a entrar el líder de derivados y preocupa que a través de su mercado, que apenas tiene regulación, se genere una burbuja como sucedió con los derivados vinculados a las hipotecas subprime.

Los contratos de futuros tienen una operativa similar al de las acciones, pero con la particularidad que son acuerdos entre dos partes que se comprometen a comprar o vender un activo en una fecha determinada. Si el activo, en este caso el Bitcoin, sube por encima del precio del fin del contrato, el vendedor sufre la pérdida correspondiente. Hasta que vencen los futuros estos son vendidos y comprados en el mercado de CME o Cboe.

Los futuros favorecen la liquidez de un activo y permite a los inversores a cubrir posiciones, pero a la vez facilitan la especulación de inversores agresivos que asumen posiciones con un fuerte apalancamiento. Los futuros suelen ser muchos más barato que su subyacente, el activo al que está vinculados. Lo que previsiblemente tendrá un efecto llamada en la supuesta burbuja presente que sufre el Bitcoin.

Críticas

Gran parte del sector financiero se levantado en armas en contra de las monedas digitales y sobre todo el Bitcoin. Jamie Dimon, consejero delegado de JP Morgan, Vitor Constancio del BCE o Raymond Dalio, fundador del mayor fondo privado del mundo, han criticado con dureza este tipo de activo y lo han calificado de burbuja y estafa. Incluso Larry Fink, consejero delegado de Blackrock, lo ha vinculado al crimen y un atajo para blanquear dinero.

Cuesta distinguir los exabruptos contra criptodivisas, cuando amenazan a la estructura del sector financiero y prometen eliminar a los intermediarios de los mercados y simplificar la estructura del mercado, y las críticas constructivas que señalan una amenaza real para la economía. El broker Themis Trading ha lanzado un duro comunicado advirtiendo que los futuros de Bitcoin no deberían ser aprobados por los reguladores.

A lo subprime

“Creemos que sería irresponsable y peligroso para la CFTC aprobar las propuestas de futuros de Bitcoin, estos productos nos recuerdan las obligaciones de deuda garantizadas (CDO) que se vendieron durante la crisis financiera. Fueron los instrumentos que esencialmente colocaron un sello de aprobación en las hipotecas con un alto riesgo de impago”, reza el texto de la entidad.

Para Joe Saluzzi, director de la firma, un futuro de bitcoin supondría la homologación de un activo de alto riesgo, “no regulado y que tiene un historial de fraude y manipulación”. Se declara que no es “anti-bitcoin, anti-futuros y anti-ETF”, pero subraya que a día de hoy el Bitcoin opera en mercados no regulados y poco transparentes, con casi una centena de puntos de intercambios, con solo dos de ellos en EEUU. CME solo ofrece la imagen de unos pocos, por lo que es difícil determinar el precio real del Bitcoin.  “Al igual que las hipotecas dentro de las CDO en la hipotecas, que ayudaron a precipitar la crisis, es imposible saber el valor del activo principal”, explica Saluzzi, en su cuenta de Twitter.

Fuente: El Economista Es

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO