COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Entre los nuevos desarrollos tecnológicos, hay uno que ha destacado por su gran cantidad de aplicaciones posibles en sectores como el financiero, pasando por el de salud e incluso el logístico. Se trata de blockchain, una tecnología que en términos simples funciona como una base de datos encriptada y distribuida en cadena.
Los registros descentralizados son un problema recurrente en múltiples industrias, por ejemplo, para la financiera es necesario que todos los bancos compartan sus registros y los hagan coincidir, algo similar pasa en el sector de la logística, especialmente en el control de tránsito aduanero en las fronteras del mundo.
Unificar todos estos registros conlleva costos operativos muy elevados y poca certeza al no contar con datos históricos de movimientos. Ante este escenario, blockchain surge como una alternativa que permitiría centralizar todos los registros con una única base de datos distribuida entre todos los involucrados, misma que no puede ser modificada de forma directa a menos que 51% de los involucrados coincidan en el cambio.
Los envíos marítimos son particularmente complicados en su manejo, es decir, según el portal Technology Review, un solo envío de Europa a África implica que más de 30 personas realicen modificaciones e intercambio de papeles para su registro. Para solucionar este problema, Maersk, una de las empresas navieras más grandes del mundo, trabaja actualmente con grandes players para reducir los procesos e intermediarios aduaneros a través de esta tecnología.
Es decir, con blockchain sería posible localizar un contenedor y su estatus en cualquier momento, debido al registro único compartido por todos. Por su parte, Grupo SK, el tercer conglomerado más grande de Corea del sur, ha anunciado trabajar en desarrollos con esta “tecnología de contabilidad distribuida”, mejor conocida como blockchain. SK trabaja con C&C, una subsidiaria suya, para digitalizar y centralizar la información de envíos de carga.
Blockchain es una tecnología prometedora para la industria, sin embargo, antes de su adopción final, ésta deberá solucionar retos puntuales como el excesivo consumo de recursos TI que implica tener la cadena conectada en todo momento, además de garantizar la seguridad, para que todos los usuarios confíen en ella.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO