COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

China ha dado permiso al fabricante de autos BMW China Services para probar en carretera sus vehículos de conducción autónoma, la primera licencia de este tipo que el país da a una firma automovilística extranjera.

La Comisión de Economía y Tecnología Informática de Shanghai indicó el lunes que la autorización se concedió basándose en una evaluación de una tercera parte.

BMW solicitó la licencia para probar sus sedanes de lujo de la serie 7, que han realizado una prueba de conducción autónoma asistida por inteligencia artificial y funciones a través de internet en la zona piloto nacional de vehículos inteligentes conectados de Shanghai durante un mes.

La evaluación determinó que el modelo logró una calificación del 99 por ciento en la prueba.

La comisión lanzó en marzo las primeras tres licencias de prueba de carretera a fabricantes de autos inteligentes, legalizando así los ensayos en carretera de los coches sin conductor.

SAIC Motor, con base en la metrópoli oriental de Shanghai, consiguió dos de las licencias y la empresa emergente de vehículos eléctricos Nio logró la tercera.

Las licencias permiten a los operadores utilizar un tramo de 5,6 kilómetros de carretera pública en el distrito de Jiading de Shanghai para probar sus coches inteligentes.

Las dos compañías han acumulado 6.040 kilómetros de pruebas de carretera durante los últimos 40 días, de acuerdo con la comisión. No se ha producido ningún accidente que involucrase a los vehículos de prueba, y los tests no han perturbado el tráfico.

BMW tiene en la actualidad un equipo de 60 profesionales dedicado a la conducción autónoma en Shanghai.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO