COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Banco Nacional de Panamá (BNP) lanzó para el sector bancario su primer proyecto de implementación de liquidación bruta en tiempo real (LBTR).

La primera fase se hizo con una inversión de $5.5 millones y el proceso de elaboración duró once meses. Actualmente, participan 43 bancos de licencia general, informó Humberto Arcia, gerente ejecutivo del BNP.

El banquero explicó que el LBTR es un sistema de liquidación o compensación de transacciones que son aceptadas en el sistema, pero que requieren de un alto grado de liquidez intradía (estrategia a corto plazo).

Este proceso permite realizar distintas compensaciones en el día en diferentes medios de pagos, con el cual se liquidan las transacciones una a una en tiempo real. A su vez, procesa pagos de alta y baja validez. Tiene la facultad de eliminar el riesgo de liquidación interbancaria, otorga seguridad y rapidez en las transacciones.

“El LBTR se convierte en el núcleo del sistema de pagos, porque asegura que la liquidación de las operaciones ocurran en forma inmediata y con carácter irrevocable”, expresó Arcia, durante la Jornada de Actualización para Periodistas 2019, organizada por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

El gerente ejecutivo del BNP detalló que el lanzamiento es importante dentro del sistema bancario de Panamá, ya que permite realizar liquidaciones en tiempo real. Se limitan los riesgos de liquidez , operativo, de crédito y sistemático. Además, porque respalda la estabilidad del sistema financiero en general. Limita el riesgo de contraparte y promueve la transparencia en las operaciones. A su vez, cumple con los estándares financieros y con los principios de infraestructura del mercado financiero; y moderniza la liquidación de los distintos medios de pagos.

En materia de accesibilidad para el uso del sistema, Arcia detalló que hay tres tipos de sistema de compensación que se pueden realizar con el LBTR. La primera está relacionada a las compensaciones netas, que son las liquidaciones que se compensan entre sí antes de ser ejecutadas.

La segunda en base a las compensaciones brutas, que son las liquidaciones que no se compensan entre así antes de ser ejecutadas y por último, las de tiempo real, que son las liquidaciones que se ejecutan según entran en el sistema, una vez comprobada la existencia de fondos.

De acuerdo con el BNP, las cuentas que más se compensan en el país son los tipos cheques, ATM (cajero automático), ACH, operación de inversiones y pagos hoy.

El banquero detalló que luego de la inauguración del LBTR, el BNP logró establecer una primera fase de cuatro que existen dentro de este programa.

Para la segunda fase, que se ejecutará en el 2020, el banco buscará crear solicitudes de efectivo a la Reserva Nacional; que el Ministerio de Economía y Finanzas logre que todos los pagos del Estado se reciban en el sistema bancario; lograr incluir a las instituciones financieras no bancarias; y crear transferencias de fondos entre bancos con beneficio final y una optimización de los procesos relacionados al sistema LBTR.

En la tercera fase contemplada para el 2021 , Arcia subrayó que buscarán registrar a entidades del Estado autónomas e impulsar la ley de sistemas y medios de pagos.

“Para este tema contaremos con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quienes junto a otras autoridades mantendrán con nosotros constantes reuniones para consolidar un documento oficial”, remarcó Arcia.

Como última fase prevista para el 2023, el BNP realizará las preparaciones para la integración regional.

Arcia adelantó que el LBTR por ahora es un sistema para los bancos, pero que a futuro será habilitado con acceso a los clientes.

“Le van a cobrar porque es un servicio nuevo y que da inmediatez para el recibo de los fondos oportunamente; sin embargo, los clientes tendrán la oportunidad de escoger si quieren pagar o no por el acceso del LBTR”, señaló Arcia.

El gerente ejecutivo del BNP resaltó que todos estos esfuerzos de actualización surgieron luego de que en el 2011, el BID realizara un análisis en el país sobre las condiciones del manejo de los sistemas de pago.

“Una vez revelado el documento, encontramos que había falencias y riesgos de las operaciones bancarias en línea”, comentó Arcia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO