COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Actualmente es posible recuperar los datos borrados de un dispositivo móvil o de un computador, y existen laboratorios especializados que pueden lograrlo, pero eliminar correctamente la información de documentos, contactos, archivos, fotos y videos de forma permanente de estos equipos es otra cosa y no tan fácil como parece.

Es común que las personas quieran recuperar datos que han perdido de sus dispositivos. La empresa Adalid asegura que este procedimiento es de lo más común y que tan sólo en 2017 realizaron los procedimientos de borrado y recuperación de 150 discos duros y 60 celulares en promedio cada mes.

Por varias razones, para muchos particulares, el borrado de información sensible o inconveniente se hace necesario, aunque el proceso también se ha vuelto muy común en el ámbito corporativo. De hecho, los clientes más recurrentes en este tipo de servicio para la compañía son de las industrias petrolera, agrícola y bancaria.

Andrés Guzmán, CEO de Adalid, explica: “Es importante saber, en primer lugar, que con borrar los archivos de la papelera de reciclaje en un computar no es suficiente para eliminarlos definitivamente. Este paso, lo único que asegura es que el espacio en que se encontraban guardados los datos se libere, y aunque las personas creen que la información ya no existe, para el lenguaje informático del ordenador sólo significa: ‘aquí se puede volver a escribir, pero esto queda guardado en otra parte’.

Hay varios mitos en los que cree la gente para “no dejar rastros de sus documentos”, pero ninguno es ciento por ciento confiable. Algunos aseguran que formatear el disco duro permitirá que el dispositivo quede como venía de fábrica, lo cual es falso porque aún después de varios formateos, la información se oculta en sitios apartados de la memoria, pero, aunque inaccesible a simple vista, sigue viva allí.

Por otra parte, algunos técnicos creen en otro método que llaman en su medio el “formato a bajo nivel’, mediante el cual se borra de forma “irrecuperable” toda la información y se ponen todos los sectores del disco duro en ceros, pero este, tampoco es totalmente seguro.

Finalmente, existen softwares como Eraser o CCleaner que, para borrar, hacen un proceso consistente en llenar de datos inútiles los espacios donde antes hubo información útil para lograr que se ocupe el espacio disponible, sin embargo, aún pueden quedar rastros de información.

“La única manera técnica de que los documentos sean definitivamente inaccesibles es con el uso hardware forense, con el cual se escribe numerosas veces sobre la información existente con datos aleatorios”, comenta Guzmán. Compañías especializadas en alta tecnología, como Adalid, pueden lograr el borrado definitivo en su laboratorio de informática forense y además pueden certificarlo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO