COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hoy en día los procesos de negocio no pueden perder eficiencia, y la tecnología está para potenciarlos. En este marco se encuentra la automatización robótica de procesos (RPA), que es el uso de bots de software para automatizar tareas repetitivas y rutinarias que normalmente realizan los trabajadores de forma manual. Esto tiene consecuencias muy beneficiosas: ofrece mejoras en la productividad y eficiencia del proceso y es una gran oportunidad para mejorar la experiencia de clientes y colaboradores.

Ver más: Ecommerce y chatbots, el dúo estratégico en el mundo digital

“Una de las claves es que inmediatamente genera valor al lograr que las personas dediquen más tiempo a tareas que generan valor para el negocio ya que complete tareas automatizadas en segundos o minutos para ofrecer un mayor valor a los clientes. Minimiza errores ya que elimina posibles fallas al copiar y pegar datos entre múltiples sistemas.” Juan Cons, Chief Operating Officer de Accion Point.

Los escenarios de aplicación son variados: pueden utilizarse para alta de clientes (revisar emails, descargar adjuntos, cargar datos en el formulario web), reporte de cotizaciones (consultar cotizaciones en la web, armar reporte en el excel, enviar reporte adjunto en mail) y cargar facturas (leerlas, cargar la planilla excel, guardar en base de datos.)

“Como estrategia de adopción se debe pensar RPA como parte de una función de automatización sofisticada. Requiere planificación adicional y el estudio de todo el proceso para identificar primero las tareas más adecuadas para la automatización y ROI potencial. Se determina si es conveniente una solución mejorada o seguir realizando manualmente la tarea.”continúa.

Ver más: Cómo activar un bot conversacional en 72 horas

Para la adopción inicial de la tecnología RPA proponen la automatización de un proceso standard donde se contemplan sistemas web y win y se utilizan datos estructurados. “Seguimos un proceso mediante etapas bien diferenciadas. La primera es capturar, descubrir procesos, luego, mapearlos -visualizar flujos- para identificar oportunidades de automatización. Luego pasamos a priorizar, esto es, evaluar ROI de oportunidades y, en la siguiente etapa, desarrollar los bots. En el deploy ya estamos listo para revisar, optimizar e implementar” explica Juan Cons.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO