COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los recursos de los fondos de telecomunicaciones, que deberían ser destinados a cubrir situaciones específicas del sector, se utilizan para otros fines según verificó una auditoría del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU).

Del monto recaudado entre 1997 y 2016, unos BRL 85.400 millones (US$ 27.280 millones), menos del 5% fueron destinados a sus fines específicos; un 14% fue redireccionado a otros fondos y el 81% restante se utilizó por la Secretaría del Tesoro Nacional en diversas acciones, algunas de las cuales no pudieron ser verificadas.

Para el TCU es necesario un mayor control y transparencia en la utilización de los recursos sectoriales. Además de las determinaciones y recomendaciones para corregir el tema, la auditoría juega un papel adicional para apoyar el Congreso Nacional en la mejora de los marcos legales que involucran el sector y la mejora de las políticas públicas.

La auditoría cumplió con la petición del Congreso Nacional para la promulgación de la supervisión en la recopilación y uso de los fondos de los fondos de telecomunicaciones: Fondo de Inspección de Telecomunicaciones (Fistel) Fondo de Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones (Fust), el Fondo para el Desarrollo Tecnológico Telecomunicaciones (FUNTTEL) y la contribución al desarrollo de la industria nacional de películas (Condecine).

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO