COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(América Latina) La manera en que trabajamos hoy en día representa una era de movilidad como nunca se había visto antes. De acuerdo con Forrester Research, en 2012 el 52% de los trabajadores en el mundo utilizó hasta tres dispositivos o incluso más. En México, el 80% de las conexiones a Internet se realizan desde dispositivos móviles como teléfonos celulares, smartphones y tabletas, informa un estudio de IAB México y Millward Brown presentado a inicios del presente año. Con este crecimiento explosivo, no es sorpresa que las organizaciones estén buscando soluciones productivas pero rentables.

Para atender la complejidad creciente de un entorno de cada vez menores controles y mayores expectativas de los usuarios, la mejor opción es proveer una plataforma integral todo-en-uno para una estrategia de Bring Your Own Device que combine aplicaciones, datos y acceso a escritorios virtuales en un área de trabajo fácil de manejar y global, entregada de forma segura en cualquier dispositivo. “Para el administrador, el resultado es más sencillo, centralizado y gestionado con base en políticas. Para el usuario final, esto significa más libertad para la movilidad y una experiencia simplificada: acceso en cualquier momento, en cualquier lugar”, explica Jorge Lazo de la Vega, director de Marketing de VMware México.

Las organizaciones buscan evitar inversiones en múltiples soluciones específicas que requieren tiempo, dinero y esfuerzo para integrarlas. Los departamentos de TI necesitan ayudar a los empleados a tener acceso a todas sus aplicaciones sin importar el tipo, a todos sus datos sin importar de dónde provengan y a sus escritorios virtuales desde cualquier dispositivo, en cualquier red y en cualquier lugar del mundo.

“Un área de trabajo integrada para múltiples dispositivos demuestra que la mejor colaboración y productividad que desean los usuarios no tiene que excluirse mutuamente de la mayor seguridad y manejabilidad que necesitan las organizaciones”, afirma Lazo.

Y es que resulta trascendental asegurar que el proveedor de la solución de BYOD será capaz de brindar la mejor experiencia posible a los usuarios finales, sin que éstos se percaten de que existen plataformas de gestión y control administradas por el área de Sistemas operando en segundo plano, o que al menos estos mecanismos no se traduzcan en un obstáculo para su trabajo diario. Para ello, es recomendable incluir una estructura centralizada de autenticación y autorización single sign-on (SSO, por sus siglas en inglés), la cual facilite al usuario acceder a varios sistemas con una sola instancia de identificación.

El desafío es doble: fortalecer las políticas de seguridad, la facilidad de gestión y la reducción de los costos de inversión (CAPEX) en tecnología, mientras se les brinda a los empleados la libertad de utilizar el dispositivo móvil de su elección. Bienvenidos a la era de los múltiples dispositivos en el mundo de los negocios.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO