COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Carlos Slim proyecta la inversión de capiteles en países latinoamericanos como como Perú y Brasil, dedicado especialmente al mercado de energía, infraestructura y bienes raíces. Al mismo tiempo, el segundo hombre más rico del mundo sigue con la presión regulatoria en México que divide su activo más preciado.

Luego de dos décadas de inversiones en el negocio telefónico de México, Slim aseguró que su América Móvil SAB se doblega ante la legislación antimonopolio vendiendo activos en México con el objetivo de reducir su cuota de mercado dominante. Asimismo, el líder dijo que es optimista con respecto al país mexicano y el resto de América Latina; pretendiendo reorientar sus inversiones para aprovechar los costos de financiamiento cada vez más bajos.

“Considero con optimismo que con las tasas de interés bajas a largo plazo, las oportunidades para invertir en nuestros países son significativas. Debemos aprovechar esta gran oportunidad mientras dure”, aseguró Slim.

Hace tiempo que el líder de América Móvil viene diversificándose fuera de México y las telecomunicaciones, y busca incentivar su propuesta en la banca, la minería y la construcción. De esta manera, Slim aseguró que va a poner más dinero en energía, infraestructura y bienes raíces en toda América Latina; y aseguró que las telecomunicaciones siguen siendo atractivas fuera de México.

“El dinero disponible hace que los proyectos en los que estamos trabajando sean viables y en eso estamos invirtiendo”, enfatizó.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO