traffic in Hong Kong at night
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 La compañía afirma que la terminal personal genera el 99 por ciento de la radiación absorbida por los usuarios.

 

La revista “Scientific American” recomendó a los usuarios a alejar el teléfono de su cabeza y su cuerpo, no colocar dispositivos en los bolsillos de pantalones, camisas, sacos, usar audífonos siempre que sea posible y usarlos solo cuando la señal es potente. La publicación citó un estudio reciente del Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos, el cual encontró un vínculo entre la radiación de los teléfonos celulares y casos de cáncer en ratas. Es el estudio más extenso y costoso que se ha hecho en la materia y da más argumento a los que presionan a las agencias federales para que reconsideren las regulaciones en esta materia, concluye el artículo. el artículo no aborda la radiación emitida por otras fuentes, como ser, computadoras, ruters Wi-Fi, teléfonos inalámbricos, medidores de electricidad, wearables, monitores de bebés ni torres celulares.

Las torres celulares representan el 0.0011% del problema de la radiación, mientras que las terminales propias emiten el 99.9989% de la radliofrecuencia que recibe el usuario final.

La revista Scientific American publicó un estudio hecho en roedores expuestos al mismo tipo de radiación no ionizante que emiten los teléfonos celulares durante 9 horas diarias, en el transcurso de su vida durante 2 años. el estudio muestra la formación de tipos raros de cáncer, tanto a nivel cardíaco como a nivel cerebral, a predominio de los machos sobre las hembras. Lo que no se sabe todavía es cuál es el mecanismo de acción por el cual se produce esto. Lo que sí se sabe es que cuando una persona no utiliza el teléfono este sigue emitiendo cierto nivel de radiación.

El mayor riesgo lo enfrentan los niños ya que su sistema nervioso se está desarrollando todavía y son más vulnerables a los mecanismos que pueden causar cáncer, como así también el tiempo de exposición a futuro es mucho mayor. Sumado a esto sus cabezas son más pequeñas que la de los adultos, asi que, pensándolo en una perspectiva de dosis, podrían tener una exposición proporcionalmente mayor a las radiaciones emitidas por los celulares.

A su vez, en los próximos años, se prevé el lanzamiento de la tecnología ultra rápida de 5G, la cual aumentaría el número de transmisores que envían señales a teléfonos y a una serie de dispositivos conectados a internet, incluidos los electrodomésticos inteligentes y vehículos autónomos.

Pasi Ala-Mieto, director de operaciones de CellRaid indicó que “la regulación de radiación de teléfonos celulares viene desde 1996, o sea que ya es prehistórica, pensando en los 5 mil millones de usuarios que hay hoy en día de telefonía móvil. Además, en 1996 todo el uso era servicios de voz, mientras que hoy en día eso solo representa el 5-10% de los servicios.”

Ala-Mieto continúa explicando que “los niveles de radiación se siguen midiendo cómo en esa época suponiendo que el teléfono está a 15 milímetros de distancia del cráneo del usuario. Según la regulación, el nivel de SAR (tasa de absorción específica de radiación) no debería pasar de 2.0 w/kg (Europa) o de 1.6 w/kg (Estados Unidos), cuando el teléfono está a 15 mm del cráneo del usuario” y continúa explicando “pero, ¿qué pasa cuando el teléfono está en el bolsillo y las antenas están dirigidas hacia ese lugar y el teléfono está entre cero y cinco milímetros de distancia del cuerpo? Lo que pasaría es que la SAR aumentaría entre 6 y 10 vatios por kilogramo, en especial cuando se usan redes de cuarta generación.

CellRaid, creó una aplicación para medir y limitar la radiación que emite cada aparato. Las cifras que muestra el dispositivo en los teléfonos inteligentes despiertan inquietud: el medidor de Densidad de Poder muestra frecuentes picos de 100.000 microW/m2, aunque el aparato esté en reposo (no llamando ni enviando mensajes). La actividad emisora de la terminal es la principal responsable. Sólo cuando se desactivan wi-fi y datos, las cifras descienden por debajo de los 10 microW/m2 hasta alcanzar por momentos 0,001, un nivel considerado seguro por muchas legislaciones.

Las aplicaciones de CellRaid son tres:

Quanta Monitor: Corre de manera imperceptible en el teléfono y mide la exposición a radiofrecuencias, tanto la instantánea como la acumulativa en tiempo real. Los algoritmos avanzados de Quanta muestran la exposición real de SAR (tasa de exposición real), tal como la experimenta el usuario. La aplicación –gratuita, disponible en la Playstore- despliega en la pantalla del teléfono un indicador de manecillas, así como gráficas que dan cuenta de la radiación en un momento determinado y del acumulado semanal.

Quanta Guard: Es una extensión de pago de Quanta Monitor y da un paso más allá. No sólo monitorea las condiciones de emisión de radiofrecuencia, sino que controla la emisión de datos en zonas de exposición alta. Quanta Guard corta la conexión de datos si se rebasa el nivel de 1.6 vatios por kilogramo en la radiación. Sus fabricantes aducen que reduce hasta en 90% las emisiones que experimentan los usuarios, y tiene varias modalidades. Cuando se pasa nivel de SAR aceptado (1.6w/kg en USA, 2.0w/kg Europa) hay 3 opciones de configuración:

  1. Full Guard: Se corta la conexión de datos hasta que de nuevo el celular está en nivel de SAR aceptado.
  2. Active Guard: Se corta la conexión de datos si teléfono está en la oreja, mano o bolsillo, hasta que de nuevo el celular está en nivel de SAR aceptado.
  3. Smart Guard: Se corta la conexión de datos si el teléfono está en oreja o bolsillo hasta que de nuevo el celular esté en el nivel de SAR aceptado. Pero no corta si teléfono está en la mano.

Quanta Pro: Es una solución para hacer mediciones de exposición a radiofrecuencias en el campo.  Permite trazar un mapa de las emisiones de radiofrecuencia en la red de cada organización. Es para uso profesional (reguladores & operadores), y guarda la información en la nube. Quanta Pro supone que el celular está a una distancia de 10 mm desde del cuerpo de su usuario, y que su teléfono está enviando & recibiendo datos.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO