COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el marco de CES 2019, Samsung presentó sus últimas innovaciones con la tecnología de pantalla modular MicroLED. Los nuevos diseños con la tecnología MicroLED incluyeron: una nueva pantalla de 75 pulgadas, el modelo The Wall de 219 pulgadas, así como otros tamaños, formas y configuraciones de dispositivos. Con una tecnología de autoemisión y capacidades modulares, las pantallas MicroLED de la compañía están compuestas por módulos individuales de MicroLED autoemisores, con millones de chips LED microscópicos inorgánicos rojos, verdes y azules que emiten su propia luz, para producir colores brillantes.

En la feria de Las Vegas del año pasado, Samsung habia lanzado la tecnología MicroLED con la presentación de The Wall, la pantalla MicroLED de 146 pulgadas. Debido a los avances técnicos en el proceso de empaquetado de semiconductores ultrafinos que reduce la distancia entre los chips LED microscópicos, la empresa pudo crear una pantalla MicroLED 4K en un formato más pequeño de 75 pulgadas, más adecuado para el hogar.

La naturaleza modular de la tecnología MicroLED ofrece flexibilidad en el tamaño de la pantalla, lo que permite a los usuarios personalizarla para que se adapte a cualquier habitación o espacio. Al agregar módulos MicroLED, los usuarios pueden ampliar su pantalla a cualquier tamaño que deseen. La funcionalidad modular de la tecnología permitirá que los usuarios creen en el futuro la pantalla definitiva, incluso en tamaños irregulares de 9×3, 1×7 o 5×1 que se adapten a sus necesidades espaciales, estéticas y funcionales.

La tecnología también optimiza el contenido sin importar el tamaño y la forma de la pantalla. Incluso cuando se agregan más módulos, las pantallas pueden adaptarse para aumentar la resolución, todo mientras se mantiene una densidad de píxeles constante. Además, la tecnología puede admitir de todo, desde el contenido estándar 16:9, a las películas de pantalla ancha de 21:9 y las relaciones de aspecto poco convencionales, como 32:9, o incluso 1:1, sin hacer concesiones en cuanto a la calidad de la imagen. Finalmente, como las pantallas MicroLED no tienen marco, no hay bordes entre los módulos, incluso cuando se agregan más. El resultado es un efecto de superficie infinita y continua que permite que la pantalla se integre con elegancia a cualquier ambiente.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO