COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Comisión de Ciencias y Tecnologías de la Cámara de Diputados aprobó cambios a la Ley General de Telecomunicaciones, en temas relacionados con banda ancha y la regulación de parte de los proveedores para sus clientes.

A partir de las modificaciones, los ISP tendrán la obligación de respetar las velocidades de navegación que ofrecen en sus planes de banda ancha para las conexiones cableadas y de WiFi, tanto nacionales como internacionales.

En caso de incumplimiento de la velocidades, los consumidores pueden acudir a la Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel) para exigir la reparación o restauración del servicio, además de una compensación por el tiempo que estuvieron navegando a menor velocidad de la contratada.

Los operadores deberán otorgar a sus clientes un sistema o aplicación de medición de la velocidad de navegación. De esta manera, los usuarios podrán medir las velocidades y verificar los parámetros técnicos asociados. Un organismo técnico independiente será el encargado de ejecutar las mediciones.

Subtel utilizará las mediciones para generar informes comparativos de los operadores para informar a los usuarios.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO