COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A partir de los lanzamientos, Chile se convierte en el cuarto país de América en contar con tecnología LTE- LTE-A después de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, y el primero en hacerlo en la banda 28.

LTE-A es la evolución de la norma LTE, definida por el 3GPP. Esta tecnología permite alcanzar velocidades pico teóricas de hasta 1,2 Gbps de bajada (downlink) y de hasta 568 Mbps en subida (uplink), además de hacer una utilización más eficiente del espectro radioeléctrico. Gracias a la agregación de portadoras (carrier aggregation), LTE-A permite a los operadores combinar distintos bloques de espectro radioeléctrico para brindar tasas de transferencia más altas, ofreciendo así más flexibilidad para administrar un recurso limitado como lo son las frecuencias de espectro radioeléctrico. Para LTE, Entel y Movistar también cuentan con espectro en 2,6 GHz.

Andrés Gómez-Lobo, ministro de Transportes y Telecomunicaciones de Chile, señaló que el uso del espectro en 700 MHz permitirá mejoras en la oferta y en la calidad de servicios.

Entel y Movistar querían denominar el servicio como 4,5G, aunque el regulador Subtel criticó esa denominación ya que esa tecnología no existe. Finalmente, los operadores optaron por denominar sus ofertas LTE Advanced Carreer Aggregation como 4G Plus, en el caso de Entel, y 4G+ en Movistar.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO